Arranca el 13º BDigital Global Congress en el CaixaForum de Barcelona

Fecha: Lun, 30/05/2011 - 21:43

Arranca el 13º BDigital Global Congress en el CaixaForum de Barcelona

La implantación del vehículo eléctrico, los sensores de aparcamiento, la limitación del riego de parques y jardines en función de la humedad de la tierra o la gestión de la información en las redes sociales al servicio de la comunidad, son algunas de las primeras innovaciones de las Smart Cities españolas y que se han expuesto en la primera jornada del BDigital Global Congress

El desarrollo de las ciudades inteligentes sólo es factible desde la colaboración público-privada entre universidades, empresas, administraciones y centros tecnológicos. Esta es la idea que han reiterado los ponentes de la primera jornada del BDigital Global Congress en las diferentes intervenciones, centradas en Smart Cities.
El congreso -que se celebra desde hoy y hasta el jueves en el CaixaForum de Barcelona, organizado por el centro tecnológico Barcelona Digital- ha contado con la presencia de Gordon Falconer, uno de los participantes en la creación desde cero de la smart city de Masdar, en Abu Dhabi. Según Falconer, el establecimiento de un marco común de referencia y de un modelo de negocio público y privado permitirá transformar las ciudades actuales hacia smart cities y consolidar las urbes de nueva creación.
Falconer, director del Urban Innovation de CISCO, ha insistido en la necesidad de que los diferentes agentes (políticos, reguladores, desarrolladores, propietarios y operadores) compartan una misma visión sobre el modelo de Smart City que se quiere implantar, como factores clave para el desarrollo de las ciudades inteligentes. Según Falconer "el éxito de un proyecto de este tipo requiere conocimientos para aplicar la tecnología más eficiente para una ciudad, la participación de actores que permitan disponer de un modelo de negocio sostenible para ponerlo en marcha y la iniciativa para impulsarlo y desarrollarlo".

Smart Cities en España
La evolución de las Smart Cities en ciudades españolas líderes ha sido la temática principal de la sesión Smart Cities Projects. Proyectos de Ciudades Inteligentes. La sesión ha sido moderada por el Director del Área de Servicios e Infraestructuras Territoriales de Telecomunicaciones del CTTI de la Generalidad de Cataluña, Josep Ramon Ferrer, y en ella han participado el concejal de Comunicación, Servicios Internos e Innovación del Ayuntamiento de Sant Cugat, Jordi Puigneró, el jefe del Departamento de Estudios y Proyectos de la Agencia Municipal de la Energía del Ayuntamiento de Málaga, Alfonso Palacios, el alcalde del Ayuntamiento de Santander, Íñigo de la Serna Harnáiz, y la tercera teniente de alcalde y concejal de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Lleida, Montse Mínguez.
Todos los ponentes han coincidido en que el desarrollo de las ciudades inteligentes sólo es factible desde la colaboración pública y privada entre universidades, empresas, centros tecnológicos y la propia administración, ya que las necesidades tecnológicas de cada territorio son cambiantes. También, en que en un contexto de crisis económica, la financiación local se ve claramente afectada y que los municipios deben ofrecer los mismos servicios con un presupuesto claramente reducido. En este marco, Puigneró ha insistido en que "las Smart Cities se adaptan a las necesidades de cada territorio y permiten una gestión eficiente y sostenible de los recursos disponibles con un ahorro presupuestario."
Entre otros proyectos, se han presentado sensores que permiten medir el nivel de humedad de la tierra de parques y jardines municipales, iniciativa que ha permitido un ahorro energético de un 20% de agua en Sant Cugat. Por su parte, la ciudad de Málaga ha puesto en marcha una iniciativa europea a cuatro años vista, denominada Green eMotion, para promover la movilidad eléctrica y reducir el impacto del dióxido de carbono. Mientras, el proyecto SmartSantander plantea crear una red de sensores que permita la gestión inteligente de los servicios públicos, como el alumbrado, los aparcamientos y la monitorización del tráfico urbano. Para ello, se prevé la instalación de 12.000 dispositivos. SmartSantander se desarrolla en coordinación con otras ciudades europeas, lo que permitirá establecer un análisis comparativo sobre su impacto.
Por su parte, Mínguez ha destacado como fortaleza de Lleida su potencial agroalimentario. En este sentido, ha recordado que el Parque Científico y Tecnológico Agroalimentario de Lleida aglutina empresas dedicadas a la investigación y el desarrollo de este sector y que se desarrollan proyectos que tienen un impacto notable sobre el sector primario. También ha explicado cómo la ciudad está avanzando en el ofrecimiento de servicios de componente tecnológico que faciliten la vida del ciudadano, como la bicicleta eléctrica y códigos QR en las paradas de autobuses para conocer el recorrido, la distancia y el tiempo de espera.

Smart Cities europeas
El crecimiento demográfico de las grandes ciudades europeas provoca que tengan que ofrecer más servicios a la sociedad. En este punto, las redes de sensores, a través de la adquisición y el tratamiento de todo tipo de datos de múltiples aplicaciones urbanas, resultan claves ya que permiten una gestión centralizada y más eficiente de los recursos, tales como el empleo, la temperatura, la humedad o el uso energético.
Durante la sesión Case Studies: Smart European Cities, representantes de diferentes
empresas e instituciones europeas han dado a conocer los principales proyectos aplicados a ciudades inteligentes. En la sesión, moderada por el jefe de I + D + i Movilidad y energía de Barcelona Digital, Marc Torrent, han participado la Directora de Comunicación y Sistemas de Información del Ayuntamiento de Barcelona, Marta Continente, el CEO de SmartCity Malta, Fareed Abdulrahman, la Directora de Ecological Solutions de Living Plant IT de Portugal, Melissa Mazzarella, y el Project Manager de Amsterdam Innovation Motor de Amsterdam SmartCity, Gjis van Rijn.
 

Las bases de PlanIT Valley de Portugal descansan en un cambio radical del modelo
constructivo y de gestión urbana. El entorno, preparado para acoger 150.000 personas, cuenta con las principales características de una ecociudad, como el tratamiento de agua, de residuos, control de sistemas de ventilación y climatización, control de transporte y producción de energías renovables in situ. Por su parte, SmartCity Malta es un ejemplo de integración basado en tecnologías sostenibles que ofrece ocio, negocio y residencia en 360 mil metros cuadrados. En Amsterdam, ciudad 'Smart' internacionalmente reconocida, se han desarrollado pequeños proyectos, con la implicación de las pymes y ciudadanos, para hacer más eficientes los comercios y generar un impacto social sobre los gastos derivados del consumo energético. Finalmente, Continente ha querido remarcar que "la ciudad de Barcelona lleva más de 15 años trabajando en sostenibilidad urbana, teniendo como emblema el distrito de la innovación 22 @". Asimismo, se han desarrollado modelos de plataforma integrada que permiten la interoperabilidad con otras administraciones, el Open Data y herramientas de desarrollo de sistemas inteligentes. Ha destacado también el
proyecto SIIUR, que se está testeando en un laboratorio urbano ubicado en el pasaje Mas de Roda, y que persigue testear nuevos sistemas de alumbrado público más eficientes e integrar una serie de elementos tecnológicos y servicios, aprovechando la infraestructura que se desarrolla a su alrededor.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar