España sube un puesto en el Ranking Global de Competitividad IT 2011, según el último estudio de Business Software Alliance

Fecha: Mar, 27/09/2011 - 18:23 Fuente: Dpto. de comunicación de BSA

A pesar de ganar una posición en comparación con 2009, aún estamos por debajo del puesto que ocupábamos en 2007 y fuera del Top 20 de las economías globales punteras

España sube un puesto en el Ranking Global de Competitividad IT 2011, según el último estudio de Business Software Alliance Foto cedida por Barcelona.cat

España no logra subirse al tren de la competitividad en las tecnologías de la información, un factor clave de la economía de un país. Según el último informe de Competitividad Tecnológica presentado por Economist Intelligence Unit y la Business Software Alliance (BSA), España se sitúa en el puesto 24 de un total de 66 países analizados. España sólo logra avanzar un puesto con respecto al anterior informe de 2009  y sigue por debajo de la posición que tenía en 2007 (23).
En su cuarta edición desde 2007, el ranking de EIU evalúa y compara la competitividad de 66 países en el ámbito de las tecnologías de la información  en  función de 6  indicadores que abarcan las áreas fundamentales para su desarrollo: el entorno global de negocio, las infraestructuras, el  capital humano, la investigación y desarrollo (I + D), el marco legal, y los actores para el desarrollo de la industria.
Estados Unidos, Finlandia, Singapur, Suecia y el Reino Unido son los países que según el estudio proporcionan los mejores entornos para la competitividad en tecnologías de la información.
“No hay cambios significativos y eso es preocupante, seguimos estando fuera de las 20 economías punteras del mundo en competitividad y no hay perspectivas de que nuestra situación mejore a corto plazo, mientras los países líderes se consolidan en su dominio y las economías emergentes están avanzando a pasos agigantados. Necesitamos una reflexión seria y a largo plazo desde el mundo empresarial y político para impulsar nuestra apuesta por las tecnologías de la información. Es clave para nuestro futuro”, destaca Luis Frutos, portavoz del Comité español de BSA.
España ha subido un puesto este año gracias a la mejora experimentada en I+D, criterio donde ha incrementado un 13, 8 % su puntuación escalando 17 posiciones hasta situarse en el puesto 28. No obstante, también en este aspecto partimos de unos niveles más bajos que otras grandes economías globales y, sobre todo, muy lejos de los países más avanzados.
El informe encuentra ligeras mejorías en los indicadores relativos al entorno legal en España y a la capacitación de su capital humano, único parámetro en el que nuestro país puntúa entre los 20 primeros del mundo (18), pero también destaca un gran hándicap en lo que tiene que ver con el entorno global para los negocios donde nuestro país desciende cinco posiciones, hasta ubicarnos en la 22ª posición del ranking.
“Contamos con una base de capital humano muy importante sobre la que podemos construir los fundamentos de mejora de nuestro sector de las tecnologías de la información. Es prioritario que nuestro país aproveche el impulso de las áreas donde mejor estamos posicionados y mejore rápidamente en las que ha retrocedido. El tiempo corre en nuestra contra puesto que si algo muestra el informe de este año es que el entorno global de la competencia es cada vez más favorable a las economías emergentes que están elevando su apuesta por las tecnologías de la información”, añade Luis Frutos.
Efectivamente, el estudio de EIU concluye que los países tradicionalmente fuertes en TI están manteniendo sus posiciones de liderazgo, en parte porque "la ventaja engendra ventaja" – ya que han construido una base sólida a través de años de inversión, y continúan cosechando beneficios de ello. Al mismo tiempo, los países en desarrollo están impulsando su competitividad a pasos agigantados en algunos casos.
Los mayores movimientos en el Índice de este año en comparación con la anterior edición de 2009 incluyen a Malasia, que saltó 11 puestos en la clasificación general debido a un espectacular aumento en la actividad de investigación y desarrollo; o India, que subió 10 posiciones debido a la fortaleza de un sólido I+D y un dinámico ambiente de capital humano. 
"Está muy claro, a la vista del ranking de Competitividad IT de este año, que la inversión en los fundamentos de la innovación tecnológica pagará grandes dividendos en el largo plazo", expresa el presidente y CEO de BSA, Robert Holleyman. "También está claro que ningún país tiene el monopolio de la tecnología de la información. No hay una fórmula probada de éxito, y todo el mundo es libre de tomar ventaja de ello. Debido a eso, nos movemos hacia un mundo con muchos centros de poder en el caso de las tecnologías de la información".
Según el presidente de BSA, a medida que la economía mundial comience su recuperación, será más importante que nunca para los gobiernos adoptar una visión a largo plazo respecto al desarrollo de las tecnologías de la información. "Las autoridades y los empresarios no pueden abordar esta cuestión únicamente sobre una base anual, ya que así corren el riesgo de quedarse atrás. Se deben evaluar los próximos siete a nueve años, e invertir en consecuencia, con el fin de obtener ganancias sustanciales en competitividad tecnológica”.

El Índice 2011 de TI Competitividad está disponible para su consulta y descarga en  www.bsa.org/globalindex, junto con las tablas de clasificación interactiva, resúmenes detallados de países, case studies y entrevistas con expertos en TI.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar