Colaboración entre FinTechs: Tres preguntas que responden al origen de esta tendencia

Fecha: Jue, 09/08/2018 - 13:28 Fuente: Por Jèrôme Traisnel, CEO y co-fundador de SlimPay

En los últimos meses, numerosas Fintechs han anunciado colaboraciones con otras Fintechs (Younited Crédit y N26, Linxo y Raisin'). Estas alianzas se suelen realizar de diversas formas: por ejemplo colaboraciones tecnológicas, alianzas comerciales o el uso mutuo de sus servicios. ¿Cómo explicar esta tendencia? ¿Cuáles son las condiciones para establecer una alianza relevante?

Colaboración entre FinTechs: Tres preguntas que responden al origen de esta tendencia

Jèrôme Traisnel, CEO y co-fundador de SlimPay

Imagen cortesía de SlimPay

A continuación explicamos tres puntos clave:

1. ¿Por qué existen estas colaboraciones entre empresas?
Una empresa B2B del sector Fintech, especialmente en el sector de los pagos, inicia su modelo de negocio con un servicio específico (por ejemplo, en el caso de SlimPay, un método de pago). Este enfoque es necesario para diferenciar esta estructura y conseguir que sea especialista en su nicho de mercado.
Sin embargo, para diferenciar su oferta, fortalecer su visibilidad y adquirir nuevos clientes, algunas Fintechs se unen para proponer una cadena de valor completa y crear un ecosistema. Gracias a sus culturas comunes y sus necesidades de crecimiento convergentes, este tipo de alianzas son bastante lógicas. Y es sobre todo la aparición de las API lo que permite esta conexión a nivel técnico.

2. ¿Cómo definir la importancia de una alianza entre Fintechs?
Una  alianza relevante reúne ciertas condiciones técnicas y comerciales que sean útiles para todos.  Por tanto, la primera cuestión que se plantean es la siguiente: ¿tenemos clientes y perspectivas comunes? ¿Nos estamos enfocando a las mismas empresas? En caso afirmativo, ¿en qué medida puede la combinación de nuestros servicios ser interesante para estas empresas? En otras palabras: ¿Cuál será el beneficio de esta asociación?
Con respecto a las condiciones técnicas de la alianza, el elemento principal a determinar es saber hasta qué punto las dos tecnologías son combinables o al menos fácilmente integrables. ¿Será necesario invertir en desarrollo? ¿a qué altura y qué beneficios económicos potenciales obtendremos?
Por último, llega la pregunta comercial: definir el tipo de sociedad (por ejemplo, ¿distribuidores de marca blanca o proveedores?),  establecer quién revenderá el servicio de quién, determinar si será esta alianza la que atraiga a los consumidores que no se habrían fijado en nuestros servicios por separado, y qué posibles ingresos adicionales se esperan.

3. ¿Estas alianzas empresariales están marcando una futura tendencia dentro del sector?
No necesariamente. Por supuesto es muy tentador para algunas empresas con fuertes sinergias ya establecidas convertirse en aliadas de una forma mucho más estable y fuerte a través de una fusión o una adquisición.
Pero este no es el caso de cualquier startup del sector Fintech. Si se ha establecido en su nicho y es capaz de construir alianzas sin crear una dependencia, será lo suficientemente fuerte como para seguir siendo autónoma.
Las alianzas entre Fintechs son bastante lógicas y permiten apoyar el crecimiento de ambas. En nuestro caso, SlimPay colabora con otras Fintechs como socios (comerciales o técnicos) mientras que otras simplemente utilizan nuestra solución de pago.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar