Tendencias del mercado cloud storage 2012

Fecha: Vie, 17/02/2012 - 15:05 Fuente: Dpto. de comunicación de Acens

acens prevé un crecimiento del 40% en el mercado de almacenamiento en la nube
Tendencias del mercado cloud storage 2012

Imagen cortesía de Toshiba

acens, proveedor líder de servicios de Cloud Hosting, Hosting, Housing y Soluciones de Telecomunicaciones para el mercado empresarial, prevé un crecimiento del 40% en el conjunto del mercado de almacenamiento en la nube durante el 2012 en España y mantendrá ratios de crecimiento similares durante los tres próximos años.
El incremento exponencial de contenidos multimedia, la proliferación de servicios y aplicaciones orientados al almacenamiento personal en el ámbito del mercado de consumo, junto al abaratamiento y profesionalización de los servicios en el segmento empresarial y la necesidad de las empresas de ahorrar costes, dispararán el crecimiento del mercado de cloud storage.

A partir de estimaciones de estudios propios y de las peticiones y necesidades de un millar de clientes, acens ha elaborado un documento del que se extraen las siguientes tendencias de almacenamiento en la nube este año:
 
1)    Incremento de la necesidad de almacenamiento. Ya sea a título particular o en el ámbito de la empresa, cada vez se almacenan más datos y ficheros: emails, fotos, vídeos, presentaciones, facturas... Una empresa tipo guarda entre 50 y 100 gigas de información al mes por lo que las necesidades de almacenamiento crecen exponencialmente.
2)    Externalización de datos por costes. La coyuntura de mercado, la reducción de presupuestos y la incorporación de decisores / gestores financieros en la toma de decisiones de inversiones tecnológicas favorecerá el incremento de los servicios profesionales externalizados. La tendencia por eficiencia, garantía y seguridad es a externalizar el almacenamiento. A ello se suma el hecho de que en el último año los costes han bajado en torno a un 15% -o se han incrementado prestaciones por el mismo precio-, de forma que hoy en día, en el ámbito corporativo profesional una empresa tipo puede tener cubiertas sus necesidades básicas de almacenamiento en la nube por 120 € al mes.
3)    Garantía de seguridad de lo que almacenamos. Superado el miedo a alojar información importante fuera de la propia compañía, las empresas se enfocan y priorizan sus necesidades reales de negocio y delegan y confían el conocimiento tecnológico en profesionales cualificados externos. Además, los proveedores de calidad de soluciones de cloud storage están adoptando medidas de seguridad que garantizan la fiabilidad, redundancia y disponibilidad de la información en cualquier momento y desde cualquier dispositivo.
4)    Prima la calidad frente al precio. Como en muchos otros servicios, las empresas empiezan a ver las ventajas y beneficios de invertir un poco más en servicios cualificados profesionales. Ya no sólo prima el precio a la hora de desarrollar un proyecto, sino que se tiene en cuenta el conjunto de funcionalidades y prestaciones ofertadas, las sinergias o la compatibilidad con equipos existentes.
5)    Profesionalización de los proveedores. Los proveedores de soluciones y aplicaciones de almacenamiento de datos gratuitos ofrecen servicios básicos y paquetizados que no necesariamente ofrecen lo que mejor se ajusta a las necesidades de la empresa. Muy arraigados en el mercado de consumo, han servido para popularizar y perder el miedo al almacenamiento en la nube y esto va a dar lugar a una demanda de servicios profesionales que garanticen la seguridad, redundancia, alta disponibilidad de datos y estén personalizados a las necesidades reales de las empresas. Sobre todo para aquellas empresas en crecimiento que manejan datos críticos y grandes volúmenes de información que ven cómo las soluciones de almacenamiento local ya no son suficientes.
6)    Rentabilidad y eficiencia en tiempos de crisis y presupuesto ajustados gracias a la virtualización. El presupuesto de almacenamiento puede llegar a suponer hasta un 30% del total de presupuesto de TI de una empresa, dependiendo del tamaño y lo crítico que sean los datos o la obligatoriedad de guardarlos y tratarlos de forma confidencial. Con la virtualización y el almacenamiento en la nube, se incrementan las prestaciones al tiempo que se reducen las inversiones, por lo que las empresas pueden redestinar parte del presupuesto que tenían reservado para almacenamiento a nuevos proyectos.
7)    Cumplimiento con la regulación. La existencia de órganos facultados para imponer elevadas sanciones por el incumplimiento de la normativa en cuanto a protección de datos, hará que las empresas sean conscientes de los riesgos y la necesidad de contar con una adecuada política de almacenamiento de datos. Un buen proveedor de cloud no sólo debe ofrecer las máximas garantías de seguridad, sino que debe cumplir con las normativas legales en materia de protección de datos, como puede ser en España la LOPD para salvaguardar la confidencialidad y la seguridad de la información y que los datos críticos de la compañía no circulen de un país a otro.
8)    Nueva forma de consumir y acceder a los datos almacenados. Cada vez más, las empresas no sólo generan ingentes volúmenes de información y datos que deben guardar –contratos, facturas, grabaciones, vídeos de seguridad, correos electrónicos, copias de seguridad…–, sino que, además, están cambiando la forma en la que consumen y necesitan acceder en tiempo real a esos datos sensibles de una forma segura y privada desde diferentes tipos de dispositivos: PC, tablets, smartphones…
9)    Uso de estándares y apuesta por el cloud. El miedo de las empresas a estar atados a un proveedor impulsará la unificación de estándares y tecnologías de almacenamiento. Por otra parte, la sencillez de gestión, ahorro de costes, fiabilidad y resto de beneficios del cloud, nos permiten afirmar que el sistema de almacenamiento en cinta y HDD dentro de las empresas acabarán migrando a servicios de archivado en la nube que mantendrán tasas de crecimiento del entorno del 40% durante los próximos tres años.
10)   Soluciones globales vs soluciones puntuales. Como conclusión de los puntos anteriores, las empresas buscarán, cada vez más, proveedores capaces de ofrecer soluciones globales de almacenamiento, infraestructura, conectividad y monitorización proactiva ante incidencias, frente a ofertas basadas exclusivamente en precio y almacenamiento puro sin valor añadido. Hay que tener en cuenta que la mayoría de las empresas no cuenta ni con los recursos ni con el personal interno capacitado para mantener y actualizar las tecnologías y sistemas operativos.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar