Las empresas podrían reducir hasta un 20% sus gastos estructurales con la supresión de las reuniones físicas

Fecha: Vie, 28/10/2011 - 13:18 Fuente: Dpto. de comunicación de Arkadin

La crisis económica ha provocado que los empresarios se planteen la necesidad de suprimir las reuniones e incluso que los trabajadores trabajen desde casa comunicándose a través de las nuevas tecnologías

Las empresas podrían reducir hasta un 20% sus gastos estructurales con la supresión de las reuniones físicas Foto cedida por Arkadin

En una sociedad en la que cada vez se valora más el ahorro de costes, energía y tiempo, una de las soluciones que empresarios y trabajadores se están planteando cada vez más para que sus negocios aguanten menos gastos estructurales es dejar de reunirse físicamente y optar por las nuevas tecnologías para mantener este tipo de contactos. Muchas compañías han decidido que sus empleados trabajen incluso desde sus casas para ahorrar puestos de trabajo.
Según la guía de la sostenibilidad, el 31% de los empleados de un centro de trabajo de tamaño medio creen factible establecer reuniones sin necesidad de desplazarse.
 
La implantación de tecnologías y servicios de colaboración remota repercutirá en:
 
• Ahorro de costes directos e indirectos en relación con los desplazamientos (gastos de viaje, horas improductivas)
• Aumento de la productividad de los trabajadores
• Conciliación laboral (al no tener que desplazarse y suprimir viajes el trabajador disfrutará más de su vida familiar)
• Reducción emisiones CO2

Empresas como ARKADIN son esenciales para liderar el mundo de los negocios. En un estudio reciente, elaborado por esta empresa, se explica que las empresas podrían reducir considerablemente sus gastos estructurales con la supresión de las reuniones físicas (entre un 20% y un 30%). Ya no hay tiempo que perder en desplazamientos innecesarios, que tan sólo comportan gastos de alojamiento y transporte, además de hacer perder tiempo a ejecutivos en aeropuertos, estaciones de tren o a bordo de sus vehículos.
Si a esto le sumamos las emisiones de CO2 implícitas en estos desplazamientos, la colaboración remota constituye un pilar básico para la sostenibilidad del planeta.

Ahorra tiempo, costes y energía
Pero para entender la tremenda utilidad de los servicios de empresas de soluciones remotas vayamos a un ejemplo práctico. Imaginemos una reunión de cinco personas con 4 viajando desde Valencia, Barcelona, Bilbao y Málaga, hacia Madrid.
Desde Valencia en automóvil hay un gasto de tiempo medio de unas seis horas y cincuenta y dos minutos. Gastos de unos  50 euros y  172 Kg de emisiones CO2.
Si viajamos desde Barcelona en tren el tiempo de ida y vuelta es de cinco horas y veintiséis minutos. Los costes se elevan a 192 euros y las emisiones de CO2 alcanzan los 36 Kg.
 
Suponiendo que la persona que viaja desde Bilbao lo hiciera en avión, tardar dando unas dos horas, costes del billete ascenderían a 330 euros  y a 124 Kg las emisiones de CO2.
Si el viajero procedente de Málaga lo hiciera en avión invertiría un tiempo de unas dos horas y diez minutos. El precio del billete ascendería a 248 euros y las emisiones de CO2 alcanzarían los 162 volúmenes de gases.
Si esta misma reunión se hubiera realizado con aparatos de telefonía remota cada participante hubiera empleado 60 minutos de su tiempo en total, en ves de malgastar 6 horas en transportes, más el tiempo que hubiera llevado la reunión. Cada participante se habría conectado al servicio por teléfono desde cualquier lugar (casa, oficina…) y el coste total de la conferencia hubiera sido de unos 27 euros frente a los 819 euros. En cuanto a las emisiones de CO2 hubieran sido nulas frente a los 494 kg.
Está claro que los servicios de colaboración remota serán claves para optimizar gastos, ahorrar tiempo y ayudar a la sostenibilidad del Planeta.
 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar