La oficina se instala en la nube con Cloud PC

Fecha: Mar, 18/10/2011 - 18:37 Fuente:

Por Nieves Franco, directora comercial de Arsys

Nos encontramos inmersos en un ambiente cambiante, dinámico y extremadamente ocupado que nos obliga a encontrar soluciones flexibles que contribuyan a una mejor gestión de los recursos dentro de las organizaciones

La oficina se instala en la nube con Cloud PC Nieves Franco, directora comercial de Arsys

Las soluciones de virtualización de los puestos de trabajo, virtual desktop o escritorio remoto no son sólo alternativas que ayudan a la gestión eficiente y segura de las TIC, sino que además han demostrado ya ser un aliado estratégico para alcanzar una mayor productividad. Su contribución aporta mejoras en los equipos de trabajo y evita los “pequeños inconvenientes” que ocasionan los equipos informáticos y que las compañías asumen con resignación como algo natural.
Las soluciones de virtualización, por el hecho de no necesitar instalaciones informáticas en un equipo de hardware determinado, simplifican la tarea de la puesta en marcha de un puesto de trabajo y evita quebraderos de cabeza. El cloud computing nos permite dar la bienvenida al CloudPC, el ordenador cloud, con recursos informáticos que se encuentran en el Centro de Datos del proveedor.
El CloudPC permite a las organizaciones decir adiós a las demoras para la asistencia informática de cada puesto de trabajo y liberar a los departamentos técnicos para que estos puedan centrarse en aspectos más productivos para la empresa, como el desarrollo de aplicaciones corporativas o su integración con los sistemas.
CloudPC supone un entorno TIC menos problemático y más económico, que empleados y técnicos gestionan fácilmente. Todo el parque informático de la compañía se controla y monitoriza desde un panel de control, con plantillas configurables para cada departamento o grupo de empleados, según sus necesidades de hardware y software, y con un número de puestos flexible. Por su parte, las políticas de seguridad se aplican sobre todos los puestos de trabajo virtuales, con un control absoluto, incluso en aspectos críticos para la continuidad del negocio, como las copias de seguridad.
Alojados en la nube, nuestros puestos de trabajo estarán siempre disponibles, pudiendo acceder en cualquier momento y desde cualquier lugar, a las aplicaciones corporativas, programas de ofimática, bases de datos y a toda la información con total seguridad y con la misma velocidad que si lo hiciéramos desde la oficina. La comodidad es mucho mayor si además se tiene en cuenta que nuestro ordenador siempre va a estar actualizado y sin inconvenientes técnicos que absorban parte de nuestro tiempo.
Los escritorios remotos también facilitan la conciliación de la vida profesional y familiar y permiten tele trabajar, con las operaciones automáticamente sincronizadas con los sistemas de la empresa. De este modo, aquellos empleados que se encuentren lejos de su puesto de trabajo habitual podrán tener la tranquilidad de poder seguir desarrollando sus actividades y dar servicio a sus clientes o compañeros.
Estas ventajas también tienen una traducción financiera en las cuentas de operaciones de las compañías, ya que los escritorios virtuales se amortizan periódicamente con un servicio de pago por uso proporcional al número de empleados en cada momento, sin almacenamiento de máquinas ni tediosos procesos internos de provisión y,  sobre todo, de forma más eficiente para el conjunto de la organización.
CloudPC también significa un entorno TIC más sostenible, y no sólo por el menor consumo energético de las organizaciones que virtualizan sus puestos de trabajo. Se calcula que, cada año, unos 40 millones de ordenadores en todo el mundo acaban directamente en vertederos con componentes tóxicos (plomo, mercurio y cadmio son metales que pueden encontrarse en un ordenador) que tardan décadas en neutralizarse.
Esto no tiene por qué pasar. Reciclar un CloudPC es tan sencillo como hacer clic. Ni siquiera requiere que las compañías asuman internamente las operaciones imprescindibles para dar de baja estos ordenadores de sus inventarios con seguridad y de manera sostenible. El proveedor elimina con total seguridad los datos de los CloudPC y recicla los servidores que prestan el servicio siguiendo los estándares y normativas internacionales, dentro de procesos perfectamente controlados.
Gracias al Cloud Computing, todas las facilidades que históricamente ha ofrecido la externalización TIC se han materializado ahora en los puestos de trabajo. Y ésta es una oportunidad que una compañía no debería dejar pasar.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar