Diez razones por las que una empresa necesita un sistema de colaboración inalámbrico

Fecha: Vie, 25/08/2017 - 10:47 Fuente: Por Marjorie Mejia, Gerente de Marketing de wePresent en Europa

Una de las cuestiones más importantes actualmente en el mundo IT corporativo son las políticas BYOD. Para aprovechar realmente el potencial de todos los dispositivos, las oficinas contemporáneas integran salas de conferencias, de reuniones, de formación, o incluso espacios dinámicos multiuso  sin un puesto de trabajo fijo. Ya sean empresas grandes o pequeñas, esta nueva forma de trabajar requiere de un sistema que facilite la interacción entre los usuarios y las presentaciones eficientes

Diez razones por las que una empresa necesita un sistema de colaboración inalámbrico Imagen cortesía de wePresent

Un simple cable puede arruinar cualquier reunión o presentación importante. Este tipo de situaciones se suceden diariamente en todas las oficinas y centros educativos. Los cables están por todos lados, algunos no funcionan, no coinciden o tenemos mala conexión. Además se amontonan, ensucian, se lían entre ellos y transmiten caos y desorden.
Las compañías invierten mucho dinero en provisionar dispositivos cada vez más modernos a sus trabajadores. Pero ¿están sus espacios de trabajo preparados para sacarles el máximo partido? Los recursos utilizados hasta ahora han quedado obsoletos, en cambio, un sistema de colaboración inalámbrico ayudará en muchos aspectos.  

Estas son las 10 razones por las que una empresa necesita un sistema de presentación inalámbrico:

Adiós a los cables – No hay nada peor que tener una bonita sala de reuniones de diseño con un sistema audiovisual mal integrado en el espacio. Además, nadie quiere estar desliando cables o investigando cuál es el correcto mientras tiene al cliente sentado en la mesa. Un buen sistema audiovisual debe mantenerse en segundo plano, ser silencioso y eficaz con las presentaciones. Con sistemas inalámbricos, las salas se ven más limpias y elegantes lo cual beneficia la imagen transmitida a todos lo que visiten las oficinas. 

Facilita los procesos – Tener un sistema fácil de usar evita situaciones desagradables y estresantes como ver a trabajadores corriendo de sala en sala en busca de un remedio adecuado mientras la audiencia espera su presentación. Exponerse delante de un grupo ya supone un reto suficiente como para complicarlo aún más. Además, los sistemas inalámbricos permiten que el usuario se conecte a la red e inicie directamente la presentación mientras se mueve libremente por la sala.

Libera al departamento IT – Lamentablemente, muchos de los responsables IT pasan la mayor parte del tiempo configurando y administrando sistemas audiovisuales. También pierden muchas de sus horas lectivas atendiendo a otros empleados temerosos de que algo no funcione. Así pues un sistema de fácil implementación y uso liberará a los chicos de IT para que puedan dedicarse a tareas realmente importantes.

Disfruta sin fisuras de reuniones colaborativas con varios usuarios - Una de las grandes ventajas de utilizar un sistema interactivo inalámbrico está directamente relacionada con uno de sus conceptos: interactivo. wePresent, por ejemplo, permite hasta 64 usuarios conectados simultáneamente. Una vez están todos conectados, los usuarios pueden turnarse para mostrar sus presentaciones en pantalla con un solo clic o incluso abrir un foro de debate.

Permite la participación desde cualquier dispositivo – El mundo actual está dominado por los dispositivos móviles, que han modificado totalmente la forma cómo trabajamos, así como los entornos de trabajo. Los días de ir todos con el mismo portátil y un conector VGA han quedado atrás. Hoy en día, los sistemas de audio y vídeo de las salas de conferencias deben ser capaces de enlazar con Macbooks, iPads, iPhones, Androids, Cromebooks… aparte de los portátiles tradicionales con conexión VGA o HDMI. Los sistemas de presentación inalámbrica de máxima calidad resuelven todo esto con un solo dispositivo. No importa qué dispositivo se utilice para dar una presentación, funcionará.

Impulsar al equipo de ventas con una herramienta comercial de vanguardia – El uso de un sistema de presentación inalámbrico no se reduce a instalaciones permanentes. También puede ser una potente arma en manos del equipo comercial capaz de marcar la diferencia.

Crear mini-salas de reuniones para la dirección ejecutiva – Acostumbramos a ver que en la zona de directivos de muchas oficinas los dispositivos inalámbricos se esconden detrás del televisor. Esto permite a los altos ejecutivos mantener reuniones privadas y de confianza en sus propias oficinas, con el mismo sistema vanguardista y de uso sencillo.

Salas interactivas para formación – Un buen sistema de colaboración inalámbrico permitirá a cualquier usuario poder seguir la presentación desde su propio dispositivo. Perfecto para las grandes salas de formación, por ejemplo, cuando alguien se encuentra al fondo y no puede ver correctamente la pantalla. Ya se pueden dinamizar y organizar las salas sin estar ligados por si los asistentes tienen visibilidad completa a la presentación general, todos estarán en primera fila.
Actualiza la empresa tecnológicamente - Los tiempos cambian rápidamente y nada evoluciona de forma más veloz que la industria audiovisual. Sucede habitualmente que al cabo de poco tiempo de realizar una fuerte inversión en tecnología, ésta ya empieza a quedar obsoleta. En este sentido, los dispositivos inalámbricos son una mejora muy importante dado que se adaptan a los cambios manteniendo su uso y funcionalidad. Gracias a que funcionan con cualquier dispositivo, seguirán facilitando la interacción durante mucho tiempo y promoviendo la política BYOD.

Es la solución más rentable para disponer de más salas de reuniones – Este es un motivo esencial. Los sistemas inalámbricos son una solución pequeña, rentable y flexible, que se integra en sistemas audiovisuales a gran escala con facilidad. Y una de sus mayores virtudes es la rentabilidad en relación al coste que supondrían otras opciones para disponer de los mismos servicios. Se ha acabado el limitar a 2-3 las salas de conferencias a compartir entre todos los empleados, cualquier pequeña habitación puede ser un lugar eficaz para una reunión, con sólo un televisor de pantalla plana y nuestro sistema de colaboración inalámbrico.

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar