etiquetas

Navegando por la media milla de smart grid

Fecha: Mar, 20/03/2012 - 11:16 Fuente: Por Eedo Lifshitz, Director de Utilities y Smart Grids, Alvarion

Madurar la tecnología de comunicaciones es jugar un papel integral en el avance de la infraestructura actual de smart grid y permitir a las empresas de suministros y a los municipios generar y distribuir energía así como proporcionar nuevos servicios y aplicaciones que conectar con el hogar

Navegando por la media milla de smart grid Eedo Lifshitz, Director de Utilities y Smart Grids, Alvarion

Pero según el tráfico de red aumenta para satisfacer las demandas de un ancho de banda alto y una baja latencia, las empresas de suministros se enfrentan a nuevos desafíos que evitarán la monitorización en tiempo real y el control que necesitan – y que los consumidores esperan.
De la misma manera que las empresas de suministros y los municipios continúan construyendo sus redes, la tecnología elige conectar la media milla “middle mile” a dispositivos de red que serán cada vez más fundamentales. Desafortunadamente, se enfrentan con opciones que los dejan atrapados entre dos imperativos conflictivos. Por un lado, quieren desplegar una red privada smart grid que pueda controlarse estrechamente. Por otro, las empresas de suministros desean la simplicidad y disponibilidad de las redes de los operadores públicos.

4G y la media milla
Las empresas de suministros y los municipios buscan entregar más que la simple energía. Sin embargo, la mayor parte de la infraestructura de red smart grid actual fue construida con una sola aplicación en mente – leer medidores – y no puede dar respuesta a la banda ancha, baja latencia y QoS (Quality of Service) a largo plazo que los nuevos servicios añadirán a la red. Los dispositivos dmart grid requieren comunicación bidireccional sin costuras.
El segmento de media milla de la red, que juega el importante papel de conectar y proporcionar backhaul entre redes malladas privadas o PLC (Power Line Communication) que cubren la última milla (desde los hogares hasta la parte superior del poste) y los dispositivos conectados en la red del área del vecindario (NAN), está atravesando redes de banda estrecha con latencias bastante altas. Desafortunadamente, esta conectividad limitada no está ajustada a satisfacer flexiblemente los requisitos de la nueva era de servicios programados para impactar en el smart grid en los próximos 5 o 10 años.
La próxima generación de redes smart grid demandan baja latencia y alta QoS para dar soporte a actividades como monitorizar activos de red remotamente o entregar banda ancha móvil a técnicos que están leyendo datos a través del territorio de servicio. Tener una red 4G no será simplemente “bueno tenerlo”, sino necesidades en entornos que miran al futuro donde las demandas de ancho de banda incrementarán y cada una de las múltiples aplicaciones tendrán diversos requisitos por su cuenta.


Pública versus privada
Generalmente hablando, las redes privadas proporcionan mayor control, fiabilidad, rendimiento, retorno de equidad (ROE) y cobertura. Como para las redes públicas, las empresas de suministros  y los municipios pueden aprovecharse de la disponibilidad, los servicios gestionados y los beneficios de inversión inicial menores. Sin embargo, el debate entre seleccionar una infraestructura privada 4G es aún más complicado por el hecho de que hay diversos enfoques dentro de esos parámetros:

• Red pública – Las redes públicas a menudo son ideales para llevar a cabo programas pilotos porque las empresas de suministros pueden obtener comunicaciones como servicio. No se requiere experiencia interna o una costosa construcción externa de red al aprovechar las capacidades públicas. Las desventajas de este enfoque incluyen falta de control, limitaciones de cobertura (especialmente en los límites externos del territorio) y no ROE, lo que puede impactar en las tasas y en los objetivos de negocio de la empresa. La seguridad es también una cuestión principal que solamente se puede reducir si lo aprueban los proveedores de servicio.

• Red pública no-celular – La principal ventaja de las redes no celulares, tales como ISOs inalámbricos, es que no se limitan a las necesidades de los suscriptores móviles. Mientras las redes celulares impactan en los ingresos generando demandas de los suscriptores, lo que podría conllevar desconexiones y retrasos en la cobertura de red de la empresa de suministros para la red inteligente, los ISPs inalámbricos son capaces de entregar servicio 4G sin interrupción.

• Red privada construida de la empresa de suministros – Construir desde la base puede ser más costoso pero proporciona un control añadido. Las empresas de suministros pueden permanecer seguras sabiendo que la red está mantenida adecuadamente de acuerdo con los protocolos de la empresa y los estándares de la industria. Como resultado de ello, las empresas de suministros pueden proporcionar un rendimiento mejorado con QoS garantizado y acuerdos de nivel de servicio (SLAs), así como compatibilizar con los estándares de comunicación de la empresa de suministros.

• Red propia privada municipal/cooperativa – Existen actualmente más de 900 redes privadas propias de los municipios o cooperativas en los EEUU. Estas redes están construidas para dar servicio a múltiples aplicaciones como vigilancia, educación y más por lo que están ya optimizadas para la entrega de aplicaciones e ideales para despliegues smart grid.

¿En qué situación nos deja esto?
El futuro del acaparamiento del ancho de banda y de las aplicaciones smart grid de baja latencia se acerca rápidamente y las empresas de suministros necesitan determinar los siguientes pasos en el despliegue actual de su infraestructura 4G. No hay un tamaño único cuando se refiere a la infraestructura smart grid dada la amplia diferencia en los territorios de servicio y prioridades organizativas pero creo que un enfoque híbrido será necesario para alcanzar la entrega de servicios smart grid sin costuras. 
Para hacer realidad la red inteligente conectada y una efectiva media milla que sin embargo sea una red de redes con políticas y gestión unificadas, será esencial prepararse para la próxima generación de aplicaciones. Nosotros, como industria, necesitamos evaluar cuidadosamente qué tecnologías son capaces de conectar los puntos entre hogares, dispositivos, la media milla y las últimas millas y distribuidores en el ecosistema. Evaluando cuidadosamente las opciones, las empresas de suministros pueden determinar el enfoque arquitectural que mejor se adapta a las necesidades específicas de control, fiabilidad y rendimiento, seguridad, capacidades de gestión proactivas y despliegues racionalizados.

Acerca del autor
Eedo Lifshitz es responsable de conducir el negocio Smart Grid y Empresas de Suministros en Alvarion. Cuenta con más de 20 años de experiencia en IT, redes y aplicaciones que dan forma a la revolución de Internet y a la migración de la informática central a la distribuida que se están desplegando como parte de la infraestructura smart grid.

valorar este articulo:
Su voto: Nada Promedio: 5 (1 voto)

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar