etiquetas

La falta de integración entre procesos, sistemas y personas está frenando a las organizaciones

Fecha: Mié, 22/04/2009 - 11:33 Fuente: Dpto. de Comunicación de Oracle

Oracle presenta un informe que evalúa el índice de gestión del rendimiento empresarial en Europa
La falta de integración entre procesos, sistemas y personas está frenando a las organizaciones

Fernando Rumbero y Patricia Martinet, directivos de Oracle

Oracle ha publicado el primer Índice de Gestión del Rendimiento Empresarial (Enterprise Performance Management, EPM), en el que las empresas de Europa y Norteamérica son evaluadas por su capacidad para unificar los procesos de gestión y los sistemas de información para formar una visión consolidada del negocio.
En una escala de 0 a 10, estas organizaciones alcanzaron una puntuación media de 5,13.
Los resultados del estudio indican un nivel de logro modesto. Queda aún mucho trabajo por hacer para desarrollar una visión de la empresa precisa y actualizada al minuto sobre su rendimiento actual.

La investigación para elaborar el Índice EPM fue dirigida por el grupo analista Quocirca, y se entrevistó a:
- 800 responsables de la toma de decisiones en Europa  (Alemania, Francia, Italia; Países Nórdicos, Península Ibérica, Reino Unido y Suiza) y Norteamérica  (100 representantes de cada grupo y 13 sectores empresariales)
- Para clasificar a sus organizaciones en cuanto a los procesos y la precisión de la información que gobierna seis áreas clave:
1.el entorno de los stakeholders o grupos de interés (clientes, proveedores, accionistas, autoridades),
2.el modelo de mercado,
3.el modelo de negocio,
4.el plan de negocio,
5.las operaciones de negocio y
6.los resultados de negocio.

El objetivo es repetir la investigación cada seis meses para apreciar la evolución.

Principales conclusiones de la investigación
- Aunque las organizaciones están moderadamente bien situadas en las diferentes áreas (con la excepción del compromiso con los grupos de interés), menos de una cuarta parte (22%) considera que es necesario un enfoque integrado para los procesos, y más de una cuarta parte (27%) piensa que cada proceso debe contemplarse de forma independiente.
- De las seis áreas investigadas, el entorno de los grupos de interés fue el que obtuvo menor puntuación. Esto indica que la implicación de los grupos de interés en el rendimiento de una organización no está siendo optimizada.  El alto número de respuestas “No sabe” en esta sección indica que muchas organizaciones ni siquiera están considerando las necesidades de estos grupos en sus procesos de planificación.
- Existe una correlación inversa entre la puntuación en el Índice que obtiene un país y su entorno regulador: en general, cuando más alta es la puntuación en el Índice, más ligera es la carga reguladora. España obtiene la puntuación más baja en esta área, con un 4,75.
- El sector público y el de sanidad, como los sectores verticales más regulados, tienen las puntuaciones globales más bajas en el Índice EPM. Esto demuestra que las empresas en aquellos países y sectores con exigentes requisitos de buen gobierno, transparencia y precisión de la información son más conscientes de los desafíos que supone vincular sistemas y procesos dispares para suministrar una visión precisa del rendimiento y, por tanto, son más cautelosas a la hora de puntuar sus capacidades.
- La mayoría de organizaciones son lentas en la respuesta a los cambios del mercado y el entorno empresarial, con sólo un 13% de los entrevistados considerándose bien situados en este aspecto. Reino Unido es, con diferencia, el más receptivo en la utilización de los procesos para tratar los eventos críticos.
- El uso del Business Intelligence (BI) tiene una importancia significativa para el logro EPM. Los entrevistados que contemplan el BI como una herramienta “importante” o “crucial” para su organización obtienen puntuaciones de 5,3, mientras que aquellos que lo consideran un medio caro para visualizar los datos obtienen una puntuación de 5, y aquellos que lo ven como una herramienta para el reporting histórico sólo alcanzan una puntuación de 4,9.
- Un modelo de datos centralizado no es común en las empresas. Aunque la mitad de los entrevistados cuentan con un modelo o repositorio para algunos grupos de datos, sólo un 1% de las organizaciones tienen un modelo de datos común para todos los grupos.

Otras conclusiones del estudio:

El nivel de conocimiento sobre la competencia es bajo
La investigación revela una sorprendente falta de conocimiento sobre el entorno competitivo, particularmente en lo que concierne al éxito potencial de los nuevos productos y a la rentabilidad de los existentes:
- Sólo un tercio de las empresas puntúan su capacidad para evaluar el éxito potencial de un nuevo producto o inversión en servicios con un 6 (o más) sobre 10
- Sólo un 12% de las organizaciones se consideran a sí mismas bien situadas (con una puntuación de 7 ó más sobre 10) para determinar la rentabilidad por línea de producto, segmento de clientes, mercado, canal, etc.
Las organizaciones de la península ibérica obtienen puntuaciones significativamente más bajas que las de otros países en todas las métricas relativas al entorno competitivo, lo que indica que son las que más camino deben aún recorrer hacia el control de estos procesos.
 
La planificación empresarial no es receptiva
Sólo un 13% de las empresas puntúan bien (con un 7 ó más) su capacidad para responder a los cambios en el negocio o el mercado, mediante la modificación de los planes y presupuestos.
Frank Buytendijk, vicepresidente y miembro de Enterprise Performance Management de Oracle Corporation, explica que “el Oracle EPM Index demuestra  que la consolidación financiera a menudo está completamente aislada en una organización, sin integrarse con el rendimiento operacional. Las empresas están perdiendo una oportunidad, al fracasar en el suministro de la información sobre rendimiento operacional hacia las funciones de planificación y reporting contable. Al acercar más estas dos disciplinas, las empresas ganan una gran agilidad para responder eficazmente a los desafíos emergentes”.
Existe una disparidad notable entre los países en el manejo del riesgo y el rendimiento. Francia y Norteamérica disfrutan de los lazos más estrechos en las evaluaciones de riesgo y rendimiento, con puntuaciones superiores al 5,2; mientras que Italia, España y Portugal obtienen la puntuación más baja, un 4,5.

Los estándares de reporting varían significativamente
Existe una gran variación entre países en cuanto a la contabilidad de las unidades de negocio. Francia (5,6) y Benelux (5,5) lideran la vinculación de múltiples informes contables. Sorprendentemente, Norteamérica obtiene una baja puntuación de 5.1.
Sólo el 16% de las empresas cree que están cerca de un punto en el que las unidades de negocio tengan sus propias contabilidades y éstas estén interrelacionadas, proporcionando una visión consistente del rendimiento tanto de los departamentos individuales como del negocio en su conjunto.
En torno a un 11% de las empresas han hecho un progreso sustancial en la eliminación de la dependencia de numerosas y dispersas hojas de cálculo, poniendo en marcha herramientas y procesos que garanticen el cumplimiento de los plazos, la validez y la precisión del resultado final. Sin embargo, el 25% se siente aún limitado por la cantidad de hojas de cálculo utilizadas en sus organizaciones.
En palabras de Buytendijk, “en un mercado mundial complejo caracterizado por la globalización, la regulación y los sistemas heterogéneos, cubrir el reporting básico ya no es suficiente para las empresas con visión de futuro. El desafío para las empresas radica en conectar los puntos de los múltiples departamentos y regiones para crear una visión de la gestión que abarque toda la empresa”.
Las visiones sobre el papel y la importancia del Business Intelligence son consistentes, pero sólo un tercio de los entrevistados considera esta tecnología como un componente importante para la gestión del negocio.

Prioridades empresariales para generar crecimiento
Los entrevistados identificaron que las principales prioridades para generar crecimiento son la correcta gestión de los clientes existentes y el hallazgo de nuevos clientes. Las menos importantes fueron asociadas a los nuevos canales y regiones. Sólo un 15% de las organizaciones puntuaron alto (7 ó más sobre 10) su capacidad para analizar diferentes escenarios para calibrar el futuro éxito estratégico.

Bajo compromiso con los grupos de interés
La sección del Índice EPM centrada en el compromiso con los grupos de interés obtuvo la puntuación más baja de las seis áreas, con un 4,8. Un factor determinante para esta baja puntuación fue la gran proporción de entrevistados incapaz de decir si sus organizaciones tienen en marcha procesos consistentes e iterativos para involucrar a los grupos de interés en las discusiones o si los inversores y reguladores tienen una visión transparente de su estrategia.
Sólo un 13% de las organizaciones se consideraban bien situadas (con una puntuación de 7 ó más sobre 10) para la producción de un informe de sostenibilidad completo.
Buytendijk destaca que “el bajo nivel de confianza en los procedimientos para los grupos de interés sugiere que las organizaciones necesitan esforzarse más para comprender las contribuciones y expectativas de estos grupos. Las empresas se encontrarán cada vez con mayor presión por parte de los grupos de interés –medios de comunicación, ONGs, inversores, clientes, etc.- para monitorizar eficazmente y reducir el impacto medioambiental de sus operaciones. Deberán buscar vías para incorporar esto en sus ciclos de reporting y procesos de negocio asociados”.
“Oracle EPM Index muestra que las organizaciones en Europa y Norteamérica han tenido un éxito, por ahora, moderado en la búsqueda de la Excelencia de Gestión, término con el que nos referimos a ir más allá de la excelencia operacional y hacer que una organización sea más inteligente, más ágil y esté mejor alineada. Esperamos observar un mayor éxito cuando repitamos esta investigación en el futuro”, concluye Frank Buytendijk.
Por su parte, Alain Blanc, vicepresidente de EPM y BI en Oracle EMEA, apunta que “puesto que la excelencia operacional es ya la norma y no la excepción en las empresas, éstas necesitan una nueva fuente de diferenciación competitiva. Cada vez más, la venta estratégica se consigue a través de la capacidad para gestionar el rendimiento global de una compañía, en lugar de únicamente sus procesos transaccionales. Denominamos a este nuevo imperativo ‘Excelencia de Gestión’. Oracle cree que la Gestión del Rendimiento Empresarial es un elemento significativo para alcanzar esta Excelencia de Gestión, y nuestra tecnología juega un papel clave en el EPM”.
Finalmente, Clive Longbottom, director de investigación de Quocirca, señala que “saber cómo está funcionando una organización es una necesidad básica, que requiere una plena visibilidad sobre varios procesos y flujos de trabajo a lo largo de la organización, sus partners y otros grupos de interés, así como los medios correctos para monitorizar y medir la efectividad de estas variables en función del resultado final requerido. Nuestra investigación muestra que todavía queda mucho por hacer, con desconexiones entre los principales pasos y una falta de inclusión de los principales grupos de interés a lo largo de los procesos”.

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar