Fujitsu muestra las 8 predicciones que marcarán el Cloud en el 2019

Fecha: Mié, 06/02/2019 - 10:53 Fuente: Fujitsu

Fujitsu ha presentado sus predicciones de Cloud para este año 2019. La multinacional señala 8 tendencias fundamentales que marcarán su evolución
Fujitsu muestra las 8 predicciones que marcarán el Cloud en el 2019 Imagen cortesía de Fujitsu

IA en el corazón de todo. No se debe pensar solamente que la IA es una tecnología separada y de futuro, porque tanto el Blockchain, como el IoT, análisis de datos y automatización de procesos robóticos, estarán liderados por la IA. La velocidad de adopción será por lo menos como cualquier tecnología anterior. La consecuencia es que todo se volverá inteligente y habilitado. Cuando se combina con Robotic Process Automation, por ejemplo, la IA tendrá un gran impacto en la efectividad de las operaciones de negocio diarias, a través de una mayor simplicidad, automatización, velocidad y servicio, todo esto logrado a un menor coste.

El cloud nativo despega. Hay tres formas diferentes de moverse a la nube: primero, la migración de lo que ya se tiene sin más cambios de diseño o proceso. Segundo, adaptando sus procesos existentes a medida que se migra y tercero, olvidando la forma en que se han hecho las cosas en el pasado, transformando completamente sus procesos y desarrollando sólo como "cloud nativo" en el futuro. Este tercer estado también se conoce como "nacido en el cloud". La gente ha estado probando la tecnología nativa en la nube durante algunos años. En 2019, veremos cómo los casos de negocio y los beneficios comienzan a despegar. Lo que se está viendo ahora es cómo el mudarse del garaje a la fábrica, con implementaciones de producción a gran escala de tecnologías nativas en la nube. Hasta ahora, el cloud nativo ha sido bastante nicho, por ejemplo, utilizado para ofrecer la escalabilidad extrema necesaria, para que coincida con un modelo de negocio. Lo que viene en 2019 es que “lo nacido en cloud” y permitirá a las organizaciones desarrollar nuevas estrategias que ofrecen una ventaja disruptiva y competitiva. Por ejemplo, la industria de seguridad se basa actualmente en guardias urbanos más que en webs visitadas. Imaginemos la disrupción en la que viviríamos si las tecnologías nativas cloud pudiesen acumular y monitorizar los datos de seguridad de la web recogidos a través de CCT y sensores y desplegar personas sólo cuando fuese absolutamente necesario. Estas podrían centrarse en trabajos más útiles que estar toda la noche mirando pantallas monótonas en las que no ocurre nada. Esta disrupción es precisamente los que el cloud nativo facilita.

Abstraer o no abstraer. A medida que la nube nativa se convierte en la norma, en 2019 cada vez más las personas tomarán decisiones conscientes, ya sea desarrollando aplicaciones que utilicen tecnologías nativas en plataformas como AWS y Microsoft Azure o utilizando tecnologías más abiertas y abstractas, como contenedores, por ejemplo, Docker y Kubernetes. Al descomponer una aplicación en entidades pequeñas, atómicas y encapsuladas, estos contenedores pueden luego re-componerse dinámicamente en aplicaciones complejas y distribuirse a varias plataformas, permitiendo el procesamiento simultáneo de múltiples tareas. La recompensa es un mantenimiento y desarrollo simplificado, que generalmente permiten DevOps súper ágiles, una mejor capacidad de respuesta a las demandas cambiantes, escalabilidad a niveles de servicio individuales y una mayor rentabilidad. Y como los contenedores facilitan el enfoque en las nuevas características, la solución de problemas y el envío de software nuevo o actualizado, ayudan a ofrecer valor al cliente.

IA transparente para garantizar la integridad. Profundizando en las implicaciones de un mundo de IA, las interrupciones en cualquier plataforma cloud serán menos importantes porque las operaciones habilitadas para IA cambiarán automáticamente a los clientes a un híper-escala alternativo, y luego los moverá de nuevo cuando la nube seleccionada vuelva a aparecer, sin involucrar a ninguna persona. Esta es la realidad de nuestro nuevo mundo: ahora tomamos decisiones sobre cuándo queremos que la IA esté a cargo, especificamos los resultados que queremos y hasta qué punto estamos preparados para permitir que la IA avance.
Proporcionar a los clientes un servicio ininterrumpido es una decisión indiscutible que la IA debió tomar cuando una de las nubes de híper-escala disminuyó a principios de este año, pero no siempre será así. Como parte de la ética Human Centric Innovation de Fujitsu, creemos que IA no es una varita mágica, sino una herramienta que ayuda a las personas a obtener el valor de los datos. Tenemos la obligación de crear tecnología que sea explicable, con la capacidad de comprender por qué un algoritmo ha tomado ciertas decisiones, especialmente en sectores altamente regulados como la banca o la salud. Llamamos a esto "IA comprensible" y requerirá que las organizaciones publiquen códigos y algoritmos para que, si algo sale mal, se pueda determinar la responsabilidad, y una audiencia más amplia pueda involucrarse en solucionar el problema. Esto no va a ser fácil y un tema clave será la propiedad y la protección de la propiedad intelectual en un mundo de inteligencia artificial transparente. Estos son el tipo de desafíos "Human Centric" que Fujitsu defiende abordar en 2019.

La nube está lista para misión crítica. Es hora de un cambio de generaciones. A la tecnología de misión crítica al estilo antiguo le quedan cinco años antes de que la nube se haga cargo. Ya estamos viendo el final de los planes de trabajo y de soporte, en los sistemas propietarios antiguos. La predicción es que en el 2019 se verá el inicio de una planificación seria para mover las aplicaciones de misión crítica a la nube. Esto ha sido considerado como una sugerencia que habría sido recibida con risas, pero la realidad es que la nube ahora es lo suficientemente robusta para manejar misiones críticas.

Todos somos híbridos ahora. Aunque haya parecido obvio por un tiempo que la TI híbrida, construida a partir de una combinación óptima de nube pública, privada y una gran cantidad de TI local, es el futuro lógico de los entornos empresariales, ha habido una tendencia en ciertos sectores a negar esto. La cantidad de ofertas de cloud privado está creciendo y ayudará a consolidar la posición de la nube, ya que, por razones de rendimiento, cumplimiento normativo, seguridad y proximidad a otros servicios, la nube pública sola no es la respuesta a todo.

El aumento de la poly-cloud. Vinculado al punto anterior, hay una gran área de superposición entre la TI híbrida y el concepto relativamente nuevo de poly-cloud que apunta a un uso de múltiples nubes públicas y/o privadas, basadas en la propia estrategia de una organización de usuarios, generalmente al buscar el equilibrio entre carga y/o precio. Eso va a cambiar en 2019, cuando la principal cuestión será el cómo cada cloud en poly-cloud puede soportar el impacto disruptivo de mi modelo comercial y ayudar a diferenciar mi negocio. Hay que tener en cuenta que el mercado de plataforma híper-escala se está consolidando masivamente. Si todos estamos usando la misma tecnología, la diferencia vendrá en la forma en que se configura e integra su poly-cloud y el modelo de negocio que se gestiona a través de ella.

Los socios tecnológicos deben alinearse mejor con los objetivos de negocio de los clientes. Existe un riesgo de la tecnología por el bien de la tecnología. Nuestra Technology and Service vision  describe un concepto llamado "real digital" que demuestra como buscamos evitar esta trampa. Un camino que busca la creación de una alineación total entre los socios tecnológicos y los clientes, mediante la configuración de contratos basados en el rendimiento de la empresa, en lugar del uso de un servicio, que generalmente se expresa en forma del número de máquinas virtuales o las unidades de consumo de cloud utilizadas.
Este modelo ya existe en algunos otros sectores, como las compañías de ascensores que cobran según el uso de horas de servicio, o los fabricantes de motores de avión, pagados por horas de vuelo.  Se espera que el modelo dé un gran salto hacia los servicios de TI, en 2019. Por ejemplo, Fujitsu ha creado una aplicación basada en cloud de reducción de errores y fraudes para la autoridad fiscal del Reino Unido, HMRC. Como resultado de la aplicación, HMRC ha podido recaudar un impuesto adicional de £700 millones por año. En futuros modelos económicos, la cantidad real de máquinas virtuales u otros recursos utilizados se volverá irrelevante y un modelo de enfoque basado en recompensas / resultados de negocio se adaptará mejor a ambas partes.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar