La UIT presenta el "marco de referencia G5", una "norma de oro" para la colaboración entre organismos

Fecha: Vie, 24/04/2020 - 16:11 Fuente: ITU

16 de 193 países disponen ya de marcos reglamentarios  basados en la colaboración, encaminados a permitir la transformación digital para todos
La UIT presenta el "marco de referencia G5", una "norma de oro" para la colaboración entre organismos

Houlin Zhao, Secretario General de la UIT

Imagen cortesía de la UIT

El uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) está cada vez más extendido, y se ha integrado en muchos sectores y sistemas además del propio sector de las TIC. Por este motivo, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) ha publicado el informe Global ICT Regulatory Outlook 2020, que incluye el Marco de referencia para la reglamentación de la quinta generación basada en la colaboración, una nueva herramienta para que los responsables políticos y los organismos reguladores saquen partido de la transformación digital para todos a través de una mayor colaboración entre los distintos sectores.
"Cada vez más, el éxito de la colaboración entre los distintos sectores se demuestra a la hora de ofrecer orientaciones a los organismos reguladores y a los responsables políticos para lograr una transformación digital amplia e inclusiva", dijo Houlin Zhao, Secretario General de la UIT. "En efecto, las tecnologías y los servicios digitales están transformando las vidas en todas las capas de la sociedad, desde la agricultura hasta los sistemas inteligentes para la gestión del agua. La UIT se mantiene dispuesta a prestar apoyo a los organismos reguladores y a los responsables políticos de todo el mundo. El 'Marco de referencia G5' sirve para orientar a los organismos reguladores en su camino hacia la transformación digital para todos".

Marco de referencia G5
El Marco de referencia para la reglamentación de la quinta generación basada en la colaboración, también llamado "Marco de referencia G5", ayuda a agilizar la colaboración entre los organismos reguladores y los responsables políticos del sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) y otros sectores para impulsar la transformación digital para todos.
Dado que el panorama de las TIC es complejo y se mueve con rapidez, el "Marco de referencia G5" ofrece unos sistemas de medición para evaluar las carencias, propone hojas de ruta inteligentes a través de panoramas normativos cambiantes, hace un seguimiento de los progresos y propone soluciones en aquellos casos en que los avances concretos hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible plantean retos.
El concepto de "generaciones de reglamentación" ayuda a las partes interesadas a analizar la madurez de los marcos reglamentarios modernos, desde la reglamentación de mando y control de primera generación (G1), hasta un enfoque colaborativo y armonizado en la reglamentación de quinta generación (G5).

2020 Global ICT Regulatory Outlook
En la publicación 2020 Global ICT Regulatory Outlook se presentan un marco de referencia de la reglamentación en 193 países de todo el mundo y una perspectiva objetiva de las últimas tendencias que impulsan la política y la reglamentación de las TIC. También pone de relieve seis reglas de oro que aceleran la adopción de la banda ancha móvil, y siete reglas que aceleran la adopción de la banda ancha fija.

Entre las principales conclusiones figuran las siguientes:
•    Una vanguardia de 16 países de categoría G5 cuenta ahora con unos marcos normativos globales y orientados al futuro implantados para permitir la transformación digital de sus economías.

•    Más de la mitad de la población mundial se concentra en países de las categorías G2 y G3, con posibilidades de dar el salto a una inclusión digital casi universal. Entretanto, una cuarta parte de los países sigue perteneciendo a la categoría G3, y está avanzando en la formulación de políticas y reglamentaciones más firmes, pero todavía no puede aprovechar todo el potencial de los mercados de TIC.

•    En solo un decenio, la categoría G4 se ha convertido en la norma establecida para todo regulador de las TIC, con más de 50 países en esta categoría; sin embargo, el 40 por ciento de los países languidece en las categorías G1 o G2, perdiendo oportunidades de desarrollo y alejándose cada vez más de la digitalización y la transformación económica globales.

"El Informe Global ICT Regulatory Outlook 2020 es como una herramienta valiosa, poderosa y práctica para todos los que tratamos de construir un mundo de conectividad positiva a través de una regulación abierta, intersectorial y, sobre todo, basada en la colaboración", dijo Doreen Bogdan-Martin, Directora de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT. "Presenta claramente las tendencias, los desafíos y las oportunidades que se presentan a la comunidad reglamentaria en 2020, y sigue con la historia de la reglamentación de las TIC, que ya abarca varios decenios, a medida que nuestra industria se desarrolla y responde a las principales crisis mundiales, como la crisis financiera de 2008 y el COVID-19".

En el informe Global ICT Regulatory Outlook 2020 también se facilita una visión general de la situación de la reglamentación en todas las regiones de la UIT:

Los marcos reglamentarios de África son los que más han evolucionado en los últimos diez años; desde 2018, solo dos naciones africanas siguen en la categoría G1. Los resultados obtenidos por África han seguido la evolución al alza de los promedios mundiales, y ha superado los promedios de los Estados árabes, Asia y el Pacífico y la CEI.

En las Américas, más de un tercio de los países ya ha alcanzado las generaciones de reglamentación más altas G4 y G5. Entre 2007 y 2018, la región mejoró su promedio de resultados respecto de las demás regiones, con trece países que ya han alcanzado la categoría G4.

En los Estados árabes se ha avanzado lentamente en el ascenso de la "escala generacional", aunque es probable que el ritmo se acelere en los próximos dos años, ya que se esperan importantes reformas en algunos Estados. En la región, el mayor movimiento se ha producido con el paso de los países de la categoría G2 a la categoría G3. Tres Estados figuran ahora en la categoría G4, y un país árabe ya ha alcanzado la categoría G5 de reglamentación basada en la colaboración.

La región de Asia y el Pacífico presenta una gama muy diversa de países en lo que respecta a la madurez normativa. En toda la región, solo cuatro países han alcanzado la categoría G4 y ningún país ha logrado alcanzarla desde 2012, mientras que dos se encuentran ya en la categoría G5.

Aunque se han hecho progresos en la región de la CEI, los marcos reglamentarios avanzan a un ritmo más lento, con resultados medios anuales continuamente inferiores a la media mundial desde 2007.

Europa está a la cabeza de las demás regiones, con 28 países en la categoría G4 y no menos de diez en la categoría G5. Si bien los resultados medios anuales de Europa han sido sistemáticamente los más elevados desde 2007, la diferencia entre los resultados medios anuales de Europa y los promedios mundiales se ha reducido considerablemente, pasando del 45 por ciento en 2007 al 21 por ciento en 2018.

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar