En la nube: el motivo por el que las empresas tienen que ser proactivas cuando se habla de disponibilidad

Fecha: Mar, 26/06/2018 - 11:26 Fuente:

Por Alexis de Pablos, Director técnico, Veeam Software Iberia.

En esta época difícil de predecir en la que vivimos, en la que cada semana nos encontramos con nuevos retos macroeconómicos y de regulación, hay ciertos elementos que aún se resisten al cambio. Las empresas sufren cada vez más por la presión económica y tienen que ofrecer más capacidades de una forma más ágil. Ante esta situación, tienen dos opciones: pueden resistirse al cambio e ignorar las nuevas tecnologías que podrían marcar la diferencia, o modernizarse y cuestionar lo que se ha hecho, adaptándolo a la era digital

En la nube: el motivo por el que las empresas tienen que ser proactivas cuando se habla de disponibilidad

Alexis de Pablos, Director técnico, Veeam Software Iberia

Imagen cortesía de Veeam

Una tecnología que ha experimentado un crecimiento masivo en los últimos años es computing en cloud y los servicios asociados implantados que la emplean. A medida que las empresas adoptan estrategias multicloud para satisfacer sus necesidades (normalmente mejorar rendimiento y añadir valor) el gasto en TI no decrece. Las predicciones de Bloomberg Intelligence indican que se espera un aumento en el gasto en informática en cloud, pasando de los 77.000 millones de dólares en 2015 a 205.000 millones en 2020. Mientras que, según International Data Corporation (IDC), se prevé que la inversión internacional en las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) llegue a los 4 billones de dólares. Este crecimiento vendría impulsado por inversiones en cloud y en la TI híbrida.
Para los proveedores de servicios cloud (CSPs), esta es una estupenda noticia. Las empresas aceptan y adoptan de manera correcta los numerosos beneficios de cloud, con planes de migración y adopción que parecen estratégicos. Pero esto también es estupendo para las propias empresas. A medida que madure el mercado cloud, el coste seguirá bajando y aumentará la potencia de servicio. Basta con echar un vistazo al líder que domina cloud para ver que esto ya está pasando. Desde 2008, Amazon Web Services (AWS) ha lanzado más de 1000 nuevas funciones y ha bajado los precios en más de sesenta ocasiones.
Lógicamente, esto complica un poco la situación. Hay mucha demanda y gasto y la competencia ha crecido a la misma velocidad. No obstante, no todos pueden ganar. La clave para el CSP es tener claro qué es lo que hace que su servicio sea viable, de no hacerlo se arriesga a perder en un mercado en desarrollo ante los que sí han hecho la tarea.

Concentración cloud
Durante los dos últimos años, el principal foco de interés en la adopción cloud que ha impulsado la inversión se ha centrado en los modelos de nube pública e híbrida. La primera está abierta a todos. La segunda plantea un enfoque con ligeros matices a la prestación de servicios cloud, puesto que da a las empresas un mayor control sobre los datos confidenciales a través de un modelo privado, permitiéndoles de todas formas beneficiarse de las funciones de la nube pública y de modos de trabajo como ‘cloud bursting’ o ‘split systems’.
Distintos enfoques. Sin embargo, el factor integrador entre los dos es que al pasar a cloud, las empresas depositan su confianza en los proveedores de servicio cloud, dependen de sus normas de seguridad y backup, en lugar de preocuparse únicamente de los suyos propios.
Se espera que los datos confidenciales y los procesos clave estén a salvo y que sigan disponibles. Como sabemos, ese no siempre es el caso y a veces se producen periodos de tiempo de inactividad. En 2017, por ejemplo, una interrupción del servicio de AWS afectó a una serie de sitios web grandes, incluyendo entre otros a Netflix, Pinterest y Spotify, además de a decenas de miles de pequeñas webs (termostatos conectados y otras aplicaciones y dispositivos de internet de las cosas). Mientras tanto, un error de configuración cloud hizo que Cisco perdiese datos de clientes en agosto del año pasado.

Cloud vulnerable, gasto vulnerable
Los diversos incidentes que han tenido lugar con cloud y que han tenido una gran repercusión en los últimos años nos muestran tanto la vulnerabilidad potencial de cloud como la vulnerabilidad de los proveedores de servicio cuando sus usuarios sufren las consecuencias de estos problemas.
Cuando los mercados se ponen competitivos, aumenta el gasto y los precios bajan (como estamos viendo), por lo que cualquier proveedor que no esté preparado y actualizado se arriesga a sufrir problemas y perder la confianza de sus clientes. A los medios de comunicación les encanta una noticia sobre problemas en cloud. Por lo que las malas noticias no tardan nada en llegar a los usuarios finales, que no dudarán en llevarse esa considerable inversión en TI a un CSP con el que puedan trabajar y en el que puedan confiar.

Disponibilidad - cada interrupción de servicio la hace más necesaria
Hoy en día, cada vez que se caen los servicios cloud se produce un efecto dominó que multiplica las consecuencias. En primer lugar, las operaciones comerciales se detienen, lo que no permite a los trabajadores desempeñar sus tareas. Luego están los clientes que tienen problemas con la calidad del servicio y el tiempo necesario para solucionar el problema (que puede añadir aún más tiempo de inactividad). Para concluir, finalmente, con las consecuencias en forma de daño de reputación y perdidas económicas. Tanto el estado actual del gasto en TI, cada vez más dependiente de los recursos cloud, como las interrupciones del sistema y los periodos de tiempo de inactividad destacan la abrumadora necesidad de contar con disponibilidad en TI.
Una solución de backup y disponibilidad cloud sólida y fiable no suele tener consecuencias reseñables para el usuario cuando todo funciona. Los servicios cloud funcionan según lo planeado, los usuarios pueden dedicarse a su trabajo y, quizás lo más relevante, es que los gastos no se salen de lo presupuestado. De hecho, si las empresas que se vieron afectadas por la interrupción de servicio de AWS antes mencionada hubieran estado protegidas por una solución backup en cloud que funcionase juntamente con la infraestructura central, se podrían haber ahorrado una cantidad significativa de tiempo perdido, energía y dinero. El gasto que supone un servicio de este tipo es comparativamente pequeño y, además, puede ofrecer un ahorro considerable en costes.
Dado que Gartner  considera que el crecimiento de los ingresos es el objetivo clave de un CEO, los CSPs tienen que definir y medir un valor claro de negocio digital para así llevar a cabo la trasformación de este tipo de negocio. La disponibilidad será fundamental para conseguirlo. Hay capacidad de gasto, la cuestión es quién va a beneficiarse de la misma.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar