Eficacia contra la crisis con el cuadro de mando integral

Fecha: Mar, 20/07/2010 - 13:31 Fuente: Por Óscar Hernández, director general de Lantares

Las nuevas circunstancias del mercado están obligando a los directivos empresariales a replantear sus planes estratégicos para afrontar la difícil coyuntura global. El cuadro de mando integral es una herramienta clave para lograrlo: permite desarrollar planes estratégicos efectivos plenamente alineados con los objetivos corporativos 

Eficacia contra la crisis con el cuadro de mando integral Óscar Hernández, director general de Lantares

Obtener el máximo rendimiento de un negocio exige una medición exacta y continua de los objetivos estratégicos. Los cuadros de mando suministran esta medición estratégica,  integrando los valores estudiados con los objetivos globales, la estrategia y la misión de la compañía ¿Por qué son necesarios en la gestión del rendimiento? Fundamentalmente, por dos razones: en primer lugar, no se puede gestionar lo que no se puede medir; en segundo lugar, aunque asignemos determinadas responsabilidades a determinadas personas dentro de una organización, también se ha de potenciar el nivel de compromiso de las personas con las misiones asignadas, algo a lo que contribuye su representación visual.
Normalmente, las empresas suelen invertir demasiado tiempo analizando información dispersa y procedente de diferentes áreas, sin obtener una visión general de la compañía que sirva para la toma inteligente de decisiones. Unir todos los esfuerzos –individuales, departamentales…- para la consecución de los objetivos corporativos fijados no siempre es una tarea fácil por la falta de esta visión común y compartida.
Sin embargo, la tecnología actual de cuadros de mando integrales incluye soluciones dinámicas que permiten monitorizar, analizar y elaborar informes a todos los niveles del negocio. Su integración con marcos más amplios de trabajo de Business Intelligence brinda un auténtico marco colaborativo para la toma de decisiones, ofreciendo a los usuarios una forma sencilla para compartir y distribuir los datos de los indicadores clave del rendimiento.
El mapa estratégico que nos proporciona el cuadro de mando integral  es una representación gráfica, muy visual e intuitiva, que describe de manera lógica la estrategia definida por la empresa y cómo va a desarrollarse, a través de una serie de objetivos y resultados esperados. De instrumento para la medición de la actuación empresarial, el cuadro de mando integral ha pasado a convertirse en un “evaluador” de la estrategia empresarial.
En definitiva, un cuadro de mando integral permite desplegar la estrategia y actuar en consecuencia. Los modernos mapas estratégicos interactivos ilustran procesos y métricas a través de diagramas de relación causa-efecto entre departamentos, profundizando y analizando los cuadros de mando por país, división o departamento.
Ante las cambiantes condiciones actuales del mercado, las empresas necesitan con urgencia una alta capacidad de reacción y ajuste. Comparar el rendimiento actual frente a los objetivos fijados en las previsiones, o utilizar indicadores como los cambios de stock y de precios para predecir el rendimiento futuro, supondrán capacidades esenciales para mantener la competitividad del negocio.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar