Un estudio de Oracle aboga por la transformación energética en Europa mediante redes inteligentes

Fecha: Sáb, 11/02/2012 - 14:11 Fuente: Dpto. de comunicación de Oracle

El informe “Future of Energy” apunta la necesidad de cambiar el sistema energético europeo para cumplir los objetivos de reducción de emisiones en 2050
Un estudio de Oracle aboga por la transformación energética en Europa mediante redes inteligentes Imagen cortesía de Oracle

Oracle, en colaboración con la consultora de investigación de tendencias The Future Laboratory, presenta “Future of Energy”, un estudio que analiza el papel que las redes inteligentes jugarán para cumplir los objetivos de eficiencia energética fijados en la Estrategia de reducción de las emisiones de carbono para 2050 de la Unión Europea, que se plantea un recorte de entre el 80 y el 95% de las emisiones de efecto invernadero en 2050 respecto a los niveles de 1990. El informe destaca los problemas de suministro de electricidad que deberán ser resueltos en las próximas cuatro décadas y las tendencias que se combinarán para lograr la eliminación de los combustibles fósiles (la “descarbonización”) de la industria y de la sociedad.
The Future Laboratory reclutó a un panel de expertos procedentes de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) -entre ellos, Hans Martens (Comisión Europea), Will Pearson (Grupo Euroasiático) y Monika Stajnarova (BEUC)- para examinar cómo pueden cumplirse los objetivos de emisiones contaminantes para 2050, a través de la inversión comercial, la implicación de los consumidores y las iniciativas públicas. Asimismo, los expertos aportaron sus puntos de vista sobre el papel que jugará la tecnología en el camino hacia un futuro de energía inteligente.

El estudio afirma que gobiernos y operadoras deben introducir políticas “de empuje” y arquitecturas adecuadas para fomentar el cumplimiento de los objetivos de eficiencia energética. Esto incluye:
o Ganar el apoyo del consumidor, ofreciéndole diversos incentivos que ayuden a reducir la demanda energética sobre la red eléctrica por parte de los usuarios domésticos.
o Introducir nuevas leyes que promuevan el cambio.

El informe declara que las redes inteligentes capaces de integrar las tecnologías limpias –como la energía eólica y la solar-, y también capaces de alinear eficazmente el suministro y la demanda energética, jugarán un papel crítico para lograr la reducción del uso de carbón. Por otro lado, los datos serán tan importantes como la energía en sí misma en la red eléctrica del futuro, y la correcta interpretación de estos datos tendrá una importancia central para salvaguardar la seguridad energética. 

Utilizar las TIC para la convergencia de los datos será también necesario para garantizar la transformación energética
The Future Laboratory identificó varias áreas tecnológicas clave que jugarán un papel fundamental para hacer frente al crecimiento de la demanda de electricidad. Entre ellas:
o Proporcionar suministros eléctricos fiables, especialmente por el movimiento de las economías a una dependencia aún mayor sobre la tecnología digital.
o Utilizar herramientas avanzadas de gestión de la demanda para fomentar el traspaso de cargas durante los picos de demanda.
o Implementar sistemas de información inteligentes capaces de responder prácticamente en tiempo real a la fijación dinámica de precios, proporcionado a los clientes precios de la electricidad diferenciados en tiempo real.
o Hacer  que los datos de consumidores y las tarifas dinámicas de electricidad estén rápidamente disponibles para animar el desarrollo de nuevos modelos de negocio, fomentar la competencia y transformar el mercado.

Sin embargo, el estudio confirmó que existen numerosas vulnerabilidades que afectan a la adopción de las redes inteligentes, como la falta de inversión en concienciación y educación de los consumidores, la necesidad de garantizar la privacidad y seguridad de extremo a extremo, y la ausencia de estándares comunes.
Los expertos que han participado en el estudio consideran que la rápida adopción de los vehículos eléctricos tendrá un impacto significativo sobre las redes inteligentes, al acelerar las inversiones en infraestructura, animar el suministro de nuevos servicios y promover la concienciación y compromiso público con el consumo energético.
El informe “Future of Energy” concluye que unos objetivos ampliamente compartidos sobre seguridad energética, la reducción de las emisiones y el crecimiento económico continuado son claves para el desarrollo de una red inteligente capaz de suministrar eficiencia energética y responder a la demanda, así como integrar las fuentes energéticas renovables y de otro tipo.
Bastian Fischer, vicepresidente de Estrategia Industrial en Oracle Utilities, señala que: “La red inteligente es crucial para un futuro de energía inteligente que cumpla los objetivos de eficiencia fijados para 2050. La red inteligente proporcionará a las empresas suministradoras una nueva riqueza de inteligencia de datos y conocimiento granular sobre los patrones de consumo de los clientes y el estado –prácticamente, en tiempo real, de su red de distribución-, permitiendo una mejor planificación de sus cadenas de suministro convencionales y renovables, así como la optimización de los activos de red. Aunque se han hecho progresos en muchos países, todavía queda un largo camino para que la red inteligente sea una realidad. En particular, garantizar la privacidad será importante para ganar la confianza de los consumidores, y esencial para animar el uso de la energía inteligente”.
Por su parte, Hans Martens, CEO de European Policy Centre, destaca que las tecnologías de red inteligente son esenciales: “es una de las medidas más importantes, debido a que puede ayudar a cumplir las metas sin cambiar los estilos de vida de los ciudadanos, y en muchas ocasiones con inversiones relativamente pequeñas. Utilizar las TIC también crea una situación en la que todos ganamos. Reducimos el uso del combustible fósil, reducimos las emisiones, podemos seguir creciendo, generando empleos e innovaciones, y ahorramos dinero”.
Mientras, Paul Smith, director de operaciones de Energy Networks Associate del Reino Unido, afirma: “el despliegue de contadores inteligentes y tecnologías de redes inteligentes representa una oportunidad única en la vida para resolver muchos de los problemas que arrastramos desde el pasado”.
Monika Stajnarova, economista del BEUC, apunta: “el consumidor no está seguro respecto a la tecnología y esto debe resolverse antes de que el despliegue de contadores inteligentes sea un éxito. Los consumidores deben implicarse con estos contadores inteligentes para que su comportamiento energético cambie de verdad”.
David Weatherall, de Energy Saving Trust del Reino Unido, dijo: “si conseguimos completar la fase de educación y concienciación, creo que las personas estarán dispuestas a que su información sea utilizada de forma flexible, como un medio que les ayude a ahorrar energía”
Frits Bliek, consultor principal de la consultora energética KEMA, declara: “la infraestructura de carga requerida por los vehículos eléctricos es una cuestión muy importante, y contribuiremos a llevar hacia delante el debate sobre la energía inteligente”
Por último, Jeff Erikson, del think tank SustainAbility, comparte ideas similares: “estoy convencido de que los vehículos eléctricos son uno de los principales catalizadores hacia un futuro sin combustibles fósiles”.

El informe está disponible para su descarga en:
http://emeapressoffice.oracle.com/imagelibrary/detail.aspx?MediaDetailsID=1766

El caso español
• El informe presenta algunas conclusiones específicas para el caso español. Entre ellas destacan las siguientes:
o La capacidad de energía solar instalada en España en 2008 fue mayor que la capacidad de energía solar instalada en todo el mundo en 2007.
o Una de las iniciativas de la UE para reducir las emisiones de gas es la instalación de contadores inteligentes. Mientras que países como Italia ya los han instalado en todos los hogares y Escandinavia en el 50%, España tiene previsto llevarlo a cabo en 2018.
o En producción de energía fotovoltaica, Alemania lidera el ranking con 17.000MW anuales, y España es el segundo mayor productor con 4.000 MW.
o España ha reducido un 11% el consumo energético a causa de la crisis,  pero la tendencia es que la demanda se incremente en los próximos años.
o Ha aumentado la proporción de energía nuclear de un 3% a un 11% en los últimos 40 años para contrarrestar la dependencia del petróleo. En este mismo periodo, ha aumentado el peso de las energías renovables de un 5% a un 9% gracias al apoyo de políticas gubernamentales.
o Los incentivos tarifarios para la energía solar introducidos en 2004 resultaron mucho más eficaces de lo esperado, aunque la posterior inconsistencia de las políticas de fomento de energías renovables ha desanimado al sector. Por ello, es necesario el firme compromiso gubernamental para impulsar el uso de la energía limpia.

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar