El Gobierno opta por una licitación mixta (concurso-subasta) para adjudicar todo el espectro radioeléctrico disponible

Fecha: Mar, 15/02/2011 - 10:18

En la inauguración del Mobile World Congress
El Gobierno opta por una licitación mixta (concurso-subasta) para adjudicar todo el espectro radioeléctrico disponible Miguel Sebastián, ministro de Industria, Turismo y Comercio

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha anunciado durante la inauguración del Mobile World Congress que se celebra en Barcelona que el Gobierno ha elegido un sistema mixto concurso-subasta para licitar las distintas bandas de frecuencias que se van a poner a disposición de los operadores, un total de 310 Mhz.
La elección de una licitación mixta tiene como objetivo maximizar el beneficio para los ciudadanos y la sociedad en su conjunto a través del impulso de la inversión y el empleo a corto plazo (2011-2013). Se estima que movilizará una inversión adicional de 1.200 millones de euros e impulsará la creación de 40.000 empleos.
El proceso de licitación forma parte de un conjunto de actuaciones para poner a disposición de los operadores de telefonía todo el espectro radioeléctrico e impulsar las comunicaciones móviles e inalámbricas a través de bandas de frecuencias de gran interés económico y social.
España es el único país de la Unión Europea que ha introducido en un mismo proceso la autorización de la neutralidad tecnológica (refarming) –la posibilidad de utilizar las bandas de frecuencias de 900 MHz y 1.800 MHz, hasta ahora de uso exclusivo por GSM, con otras tecnologías como UMTS- y la licitación del espectro radioeléctrico para los servicios de cuarta generación de comunicaciones móviles. Este proceso, que se plasmará en un Real Decreto, dará certidumbre y predictibilidad a los operadores y a los fabricantes de equipos y establecerá un marco jurídico estable hasta el año 2030.
Además, la puesta a disposición de los operadores de bandas de frecuencias da respuesta a la demanda de espectro que generará el desarrollo y popularización de los teléfonos inteligentes, las tabletas, los libros electrónicos, etc., así como los nuevos servicios de comunicaciones móviles.
En definitiva, se trata de impulsar las comunicaciones móviles e inalámbricas a través de bandas de frecuencias de gran interés económico y social. El Real Decreto autorizará la neutralidad tecnológica (refarming) a los operadores que disponen de espectro radioeléctrico en las bandas 900 Mhz y 1.800 Mhz, garantizando el mantenimiento del equilibrio económico-financiero de sus concesiones, así como las condiciones de competencia en el mercado.
Por otro lado, establecerá un marco jurídico que permita la licitación de un total de 310 Mhz en las siguientes bandas de frecuencias: 800 Mhz (dividendo digital), 900 Mhz, 1.800 Mhz y 2,6 Ghz. Con todas estas actuaciones el espectro radioeléctrico actual dedicado a servicios de comunicaciones móviles se incrementará en un 70%.
Se denomina dividendo digital a la parte del espectro radioeléctrico que ha quedado disponible después de acomodar en digital los servicios de televisión analógica en la banda de frecuencias dedicada a la televisión (de los 470 a los 862 MHz). El Gobierno ha decidido que estas frecuencias se utilizarán para servicios de banda ancha en movilidad. La puesta a disposición de estos bloques de frecuencias entre los operadores permitirá la introducción de la cuarta generación de comunicaciones móviles, asegurando la cobertura de la banda ancha móvil ultrarrápida al 98% de la población, lo que facilitará el cumplimiento de los objetivos de la Agenda Digital para Europa para 2020 y contribuirá decididamente a la reducción de la brecha digital.
Por otro lado, la licitación fomentará la competencia en el sector de las telecomunicaciones, ya que favorecerá el acceso a nuevas frecuencias a aquellos operadores que actualmente no tienen o disponen de poco espectro. Adicionalmente, se establecen límites al acaparamiento del espectro por parte de unos pocos operadores.
Por último, la licitación permitirá al Estado obtener entre 1.500 y 2.000 millones de euros, garantizando de este modo los recursos necesarios para hacer frente a la liberación del dividendo digital.

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar