El sistema de las Naciones Unidas colabora en la eliminación de los desechos electrónicos

Fecha: Lun, 16/04/2012 - 11:39

La UIT y la Secretaría del Convenio de Basilea protegerán el medio ambiente de los ciberdesechos peligrosos
El sistema de las Naciones Unidas colabora en la eliminación de los desechos electrónicos

Los países en desarrollo esperan un fuerte crecimiento de los ciberdesechos, previéndose un crecimiento exponencial de los desechos ligados a los teléfonos móviles

Imagen cortesía de la UIT

La colaboración internacional para fomentar una gestión ecológica de los ciberdesechos quedó reforzada recientemente con la firma de un acuerdo entre la Secretaría del Convenio de Basilea (SBC) y la UIT, destinado a proteger el medio ambiente de los efectos perjudiciales de los ciberdesechos.
La rápida proliferación de los equipos eléctricos y electrónicos (EEE) ha llamado la atención del público sobre los efectos negativos derivados de una eliminación y gestión inadecuadas de los desechos. El desecho electrónico, que contiene materiales tóxicos utilizados en el proceso de fabricación, puede ocasionar graves daños al medio ambiente y a la salud humana. La colaboración UIT-SBC está encaminada a recolectar y reciclar los materiales peligrosos, e introducir salvaguardias en la gestión de los desechos de los equipos eléctricos y electrónicos (DEEE), o ciberdesechos.
Los países en desarrollo esperan un fuerte crecimiento de los ciberdesechos, previéndose un crecimiento exponencial de los desechos ligados a los teléfonos móviles. Hasta la fecha, el fuerte incremento de los ciberdesechos no ha dado lugar a mecanismos políticos y reglamentarios ni a infraestructuras para hacer frente a los flujos de entrada en los países en desarrollo. En la actualidad, se informa que sólo un 13 por ciento de los ciberdesechos se recicla, con o sin procedimientos de seguridad.

El problema de los ciberdesechos como tema emergente de política y reglamentación de las telecomunicaciones ha sido reconocido al más alto nivel en la UIT. Ejemplos clave de las actividades de la UIT en este ámbito incluyen:
• La adopción de la Recomendación UIT-T L.1000, “Solución universal de adaptador y cargador de energía para terminales móviles y otros dispositivos de las TIC”, que reduce espectacularmente la producción y disminuye los desechos derivados de los cargadores de móviles.
• La adopción de la Recomendación UIT-T L.1100, en la que se describen con detalle los procedimientos que han de emplearse para el reciclado de los componentes de metales raros incluidos en los equipos de TIC.
• La elaboración de estrategias de gestión de los ciberdesechos para la protección del medio ambiente; la publicación y difusión de prácticas óptimas; y la prestación de ayuda a los países para la redacción, adopción y aplicación de políticas, leyes y reglamentaciones relacionadas con la gestión de los ciberdesechos.
A escala de la política mundial en materia medioambiental, el Convenio de Basilea sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de los Desechos Peligrosos y su Eliminación, que entró en vigor en 1992, es el acuerdo medioambiental más exhaustivo sobre la gestión de los desechos peligrosos y de otro tipo. Pero muchos países aún no han trasladado cabalmente sus disposiciones a su legislación nacional. Ahora, con la firma del Acuerdo Administrativo UIT-SBC, se aprovecharán los esfuerzos de ambos mecanismos de las Naciones Unidas, lográndose la máxima autoridad a escala mundial y el fortalecimiento de la colaboración entre los responsables de la política de telecomunicaciones/TIC y los de la política medioambiental en beneficio de todo el planeta.
“El sector de las TIC ya está logrando avances considerables en la mejora de su rendimiento medioambiental y la reducción de los ciberdesechos a través de prácticas óptimas y normas mejoradas,” declaró el Secretario General de la UIT Hamadoun Touré. “La colaboración con la Secretaría del Convenio de Basilea permitirá a la comunidad mundial abordar este problema creciente a través de un enfoque integrado, que implica tanto a la industria del reciclado como a los responsables de las políticas medioambientales.”
“Se reconoce y acepta la repercusión positiva de las TIC sobre el desarrollo, especialmente en los países en desarrollo y en los países con economías en transición,” afirmó el Sr. Jim Willis, Secretario Ejecutivo de los Convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo. “Sin embargo, es preciso tratar los equipos de TIC teniendo en cuenta todo su ciclo de vida, lo cual incluye el momento en que llegan al final de su vida útil y se convierten en ciberdesechos. La colaboración entre la UIT y la SBC permitirá avanzar en el logro de nuestros objetivos compartidos de apoyo al desarrollo sostenible, que incluyen de manera esencial una gestión ecológica de los desechos.”
La UIT y la SBC han acordado cooperar a través de diálogos y reuniones periódicas, del intercambio de información, prácticas, experiencias y materiales; de la coordinación de actividades en áreas de interés mutuo, incluido el desarrollo de normas de TIC verdes; de la cooperación y la capacitación a escala internacional; y de la realización de actividades, proyectos y programas adicionales.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar