Los nuevos edificios dispondrán de infraestructuras de acceso a las redes de telecomunicaciones de gran capacidad

Fecha: Mar, 15/12/2009 - 12:25

El Reglamento sobre Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones garantiza que las viviendas de nuevos edificios estarán preparadas para las redes de telecomunicaciones de acceso ultrarrápido que permitirán navegar en Internet a velocidades de 100 Megabits por segundo o superiores

Los nuevos edificios dispondrán de infraestructuras de acceso a las redes de telecomunicaciones de gran capacidad

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio está preparando un paquete normativo destinado a favorecer los despliegues de las redes de acceso ultrarrápido.
Entre las normas destaca el proyecto de nuevo Reglamento sobre Infraestructuras Comunes de Telecomunicación (ICT) para el acceso a los servicios de telecomunicación en el interior de los edificios.
Para atender la demanda de nuevas aplicaciones y servicios (Televisión de Alta Definición, Acceso a Internet ultrarrápido, videollamadas AD, TV3D, etc.), los operadores de telecomunicaciones están iniciando el despliegue de nuevas infraestructuras de acceso ultrarrápidas (redes de próxima generación), capaces de proporcionar velocidades varias veces superiores a las actuales, es decir, de más de 100 Megabits por segundo.
En las redes fijas, los operadores de telecomunicaciones sustituirán sus tradicionales pares de cobre por fibra óptica, mientras que los operadores de cable actualizarán sus redes de acceso de cable coaxial mediante nuevas tecnologías (DOCSIS.3) que permitan estas velocidades.
El despliegue de estas infraestructuras resulta esencial para el desarrollo social y económico de España en las próximas décadas y va a contribuir de forma destacada a la generación de actividad económica y de empleo.
Igualmente, la previsión de dotar los edificios de infraestructuras de telecomunicaciones para recibir las nuevas aplicaciones y servicios garantiza el derecho de los ciudadanos a su acceso y refuerza el derecho fundamental, consagrado en el artículo 18 de la Constitución, a efectuar y recibir comunicaciones a través de las tecnologías y servicios más avanzados. También se garantiza las condiciones de competencia entre operadores en la oferta de sus servicios a los ciudadanos, al evitar que puedan crearse “cuellos de botella” en el acceso a los usuarios.

Novedades del proyecto de Reglamento
El proyecto de Reglamento constituye la tercera actualización de la normativa en la materia y demuestra el compromiso del Gobierno  de garantizar la puesta al día de las infraestructuras de telecomunicación de las futuras viviendas para que sus habitantes puedan acceder a todos los servicios que en cada momento.
Las principales novedades que incorpora el proyecto de reglamento son:
Incorporación a las viviendas de nueva construcción de las infraestructuras necesarias para que desde los hogares se acceda a la gama de servicios de telecomunicación (mucho más rápidos, fiables y potentes que los actuales) que ofrecen las nuevas redes de acceso ultrarrápido.
Profundización en el proceso de conversión de las viviendas en “hogares digitales” y en el consiguiente impulso a la incorporación a la vivienda de funcionalidades ligadas a la seguridad, la eficiencia energética, la accesibilidad, el control de entornos, el ocio y las comunicaciones. Para ello, el proyecto de real decreto incluye una tabla de puntuación que, en función de los servicios y funcionalidades que se incluyan, permitirán evaluar los “hogares digitales” con el nivel de básico, medio o alto.
Obligación de entregar a los usuarios finales un Manual de Usuario que refleje de manera didáctica y sencilla las posibilidades de configuración y funcionalidad que ofrece la infraestructura de telecomunicaciones que se incorpora tanto a su vivienda como a la edificación en la que se incluye esta.
Promoción de las labores de mantenimiento de las infraestructuras de telecomunicación de las edificaciones.
Agilización de todos los trámites administrativos ligados a las ICT imponiendo la tramitación telemática e impulsando la interconexión entre las diferentes administraciones con competencias en el proceso constructivo.
Además de los beneficios enunciados, con este nuevo Reglamento se pretende que España mantenga y renueve su actual liderazgo en Europa en materia de infraestructuras de telecomunicaciones en el interior de las edificaciones de viviendas.

Ventajas de las Infraestructuras Comunes de Telecomunicación
Las ICT son un concepto netamente español incorporado a la normativa de telecomunicaciones a partir del año 1998 con innegables ventajas para los usuarios de los servicios de telecomunicación, entre las que merecen destacarse:
Constituye una legislación de marcado carácter social, ya que se aplica a todo tipo de viviendas que se construyan en régimen de propiedad horizontal, independientemente del poder adquisitivo del comprador y del lugar de construcción, garantizando la posibilidad de acceso a los servicios de la Sociedad de la Información a todos los ciudadanos.
Garantiza el acceso de los usuarios finales a todos los servicios de telecomunicación, asegurando su libertad de opción en cuanto al operador con el que deseen contratar.
Garantiza la igualdad de oportunidades para todos los operadores para acceder a sus potenciales clientes, ya que comparten la misma infraestructura en el tramo que transcurre por el interior de los edificios.
Delimita las responsabilidades entre operadores de telecomunicación, comunidades de propietarios y usuarios finales de los servicios.
Garantiza la evolución futura de las infraestructuras, facilitando la incorporación a las mismas de los nuevos servicios de telecomunicación que pudieran aparecer.
Ofrece una garantía de calidad en la recepción de los servicios de telecomunicación ofrecidos a través de la ICT.
Ofrece una mejora medioambiental derivada de la disminución de elementos de contaminación visual.
Delimita las responsabilidades de los distintos agentes que intervienen en el proceso de construcción de la edificación.
A lo largo de los más de 10 años de existencia, esta legislación ha propiciado que hoy en día existan en España más de 4,3 millones de viviendas dotadas con estas infraestructuras, lo que supone cerca de un 20% del parque total de viviendas, contribuyendo de forma notable al importante aumento de los índices de implantación de la Sociedad de la Información en España que se ha producido durante este periodo.

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar