etiquetas

Un grupo de expertos de alto nivel europeo consulta sobre soluciones TIC para ayudar a los ancianos a vivir con mayor autonomía

Fecha: Mié, 09/06/2010 - 12:42

Este grupo, que ha sido creado para asesorar a la Comisión Europea sobre el funcionamiento del Programa Conjunto «Vida Cotidiana Asistida por el Entorno» (AAL), ha puesto en marcha una consulta a los ciudadanos, las empresas y los investigadores para que den ideas sobre la mejor manera de usar las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) para ayudar a los ancianos europeos a vivir con más autonomía y, en general, de pensar nuevas maneras de poner las TIC al servicio de los miembros más vulnerables de la sociedad

Un grupo de expertos de alto nivel europeo consulta sobre soluciones TIC para ayudar a los ancianos a vivir con mayor autonomía Meglena Kuneva, presidenta del Grupo de expertos europeos

La anterior Comisaria europea Meglena Kuneva preside este grupo. La consulta pública es el primer paso en el cumplimiento del objetivo de duplicar la adopción de sistemas de vida autónoma para los ancianos de aquí a 2015 que se ha fijado en la Agenda Digital. La consulta se lleva a cabo hasta el 1 de julio de 2010.
Neelie Kroes, Comisaria de Agenda Digital, ha declarado: «Las tecnologías de la información y las comunicaciones tienen un inmenso potencial para mejorar de forma muy práctica la calidad de vida y la salud de los ancianos y de otros miembros vulnerables de la sociedad. Estas aplicaciones constituyen una parte importante de la Agenda Digital para Europa, por lo que animo a los usuarios, a los investigadores y a las empresas a decirnos cómo podemos mejorar el Programa Conjunto «Vida Cotidiana Asistida por el Entorno.».
Este Programa Conjunto, en el que participan tanto la Comisión Europea como Estados miembros de la UE, tiene por objeto velar por que las TIC permitan llevar una vida más autónoma y digna a los ancianos aislados socialmente, frágiles o que padezcan enfermedades crónicas, así como a las personas con discapacidad, y, entre otras cosas, por que se creen nuevas técnicas para abordar cuestiones tales como la prevención de caídas y el apoyo a las víctimas de demencia. Estas aplicaciones mejoran la calidad de vida de los ancianos y personas vulnerables, previenen el aumento de los costes de la asistencia social y sanitaria y abren nuevas oportunidades de mercado para la industria y los proveedores de servicios europeos.
Entre los ejemplos que pueden citarse de proyectos de investigación sobre la vida cotidiana asistida por el entorno, tenemos los autómatas sociales para el cuidado de los ancianos, que ayudan en tareas cotidianas como levantar pesos o cocinar o accionan una alarma si una cámara que llevan incorporada graba la caída de una persona. Otro ejemplo es un entorno de vivienda inteligente, en que cámaras inteligentes interpretan las actividades de las personas y pueden comunicar cambios en su comportamiento a los centros de urgencia. También se está llevando a cabo una investigación avanzada para crear exoesqueletos controlados por el cerebro, equipos externos que restablecen la capacidad de caminar de las personas frágiles respondiendo al movimiento de los nervios de las piernas.
Los sectores público y privado europeos están invirtiendo más de 1 000 millones de en la investigación y la innovación con vistas a envejecer mejor: unos 600 millones de euros en el Programa Conjunto AAL, aproximadamente 400 millones de euros en el Programa Marco de investigación de la UE y más de 50 millones de euros hasta ahora en el Programa de ayuda a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) de la UE. La iniciativa del Programa Conjunto AAL también se dirige a las pequeñas y medianas empresas innovadoras (PYME), y estas constituyen aproximadamente el 40 % de los participantes en dicha iniciativa.
El Programa Conjunto AAL reúne a veinte Estados miembros de la UE (Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Dinamarca, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Luxemburgo, los Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía, Suecia y el Reino Unido), tres países asociados (Israel, Noruega y Suiza) y la Comisión Europea. Apoya las soluciones que pueden lanzarse al mercado en un plazo de dos a tres años y ser viables comercialmente. Esto significa nuevas oportunidades de negocio y grandes ahorros en costes sociales y sanitarios. Por ejemplo, las soluciones de teleasistencia pueden rebajar los costes de los servicios de atención domiciliaria hasta en un 30 %.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar