Dos millones de españoles utilizarán las redes sociales a través del móvil antes de 2011

Fecha: Lun, 07/06/2010 - 14:25 Fuente: Dpto. de prensa de Telefónica

Hay tres veces más móviles que televisores, casi cuatro veces más que teléfonos fijos y cuatro y medio más que ordenadores, lo que supone que el teléfono móvil jugará un papel fundamental para el desarrollo de los accesos a Internet en los próximos años

Dos millones de españoles utilizarán las redes sociales a través del móvil antes de 2011 Reunión de expertos convocados en el número 83 de la revista TELOS. Cuadernos de Comunicación e Innovación, que edita Fundación Telefónica

Dos millones de españoles utilizarán las redes sociales a través del móvil antes de 2011, según afirma un grupo de expertos que han publicado las conclusiones de sus estudios sobre movilidad en el número 83 de la revista TELOS. Cuadernos de Comunicación e Innovación, editada por Fundación Telefónica.
Esta evolución, que prevé un crecimiento del 45% en los próximos 4 años en nuestro país, está condicionada por la renovación del parque de terminales hacia la banda ancha móvil, la disponibilidad de tarifas planas competitivas y la experiencia del usuario.
En estos momentos, en el mundo hay tres veces más móviles que televisores, casi cuatro veces más que teléfonos fijos y cuatro y medio más que ordenadores, lo que supone que el teléfono móvil jugará un papel fundamental para el desarrollo de los accesos a Internet en los próximos años. El crecimiento mundial del uso de Internet a través del móvil es de un 35% anual, lo que supone el 22,5% de los usuarios de todo el planeta al finalizar 2012. Los usuarios de redes sociales móviles llegarán a los 174 millones en 2011 y los ingresos de estas empresas serán de más de 57.000 millones de dólares. Otro hito tendrá lugar en 2015, cuando, según aseguran los expertos, el 90% de los usuarios generará sus propios contenidos, personalizando la información
El perfil de este usuario es el de un hombre joven y nativo digital, de entre 18 y 25 años, que se siente “desconectado” del mundo si no lleva el móvil consigo y que utiliza en un 66% de los casos las redes sociales móviles para comunicarse con sus amigos, además de colgar fotografías y hacer comentarios en su comunidad. El 70% de ellos no se conecta a las redes sociales móviles más de diez minutos en cada ocasión, frente a la más de una hora del 55% de internautas que se conectan desde el ordenador
Las aplicaciones del móvil que más interés suscitan en este momento son las orientadas a las comunicaciones personales y la capacidad de navegación por la Red, de manera que las principales redes sociales se están aproximando a la telefonía celular, mejorando las aplicaciones de sus versiones móviles, especialmente diseñadas para los terminales, dando lugar a las redes sociales móviles (Mobile Social Network Services).
Estas redes poseen un carácter local, ubicuo, inmediato, participativo, comunitario, espontáneo, intensivo y facilitan la generación espontánea de contenido por parte del usuario mediante cámaras fotográficas y de vídeo.

De la sociedad en red a la sociedad en movilidad
Los autores del dossier coinciden en que estamos yendo de una sociedad en red hacia una sociedad móvil en red por la conjunción y sinergia actuales entre Internet y las redes de telefonía móvil. La razón es sencilla: las redes sociales se basan en el social software, entre un público objetivo predominantemente joven y nativo digital, colectivos cada vez más hipercomunicados y que modifican permanentemente su comportamiento social a medida que avanzan las TIC.
El éxito de las redes sociales cerró 2009 con 18 millones de usuarios  en el mundo frente a los 13 millones con los que se iniciaba, lo que ha supuesto un incremento del 40%. En nuestro país, el 75% de los internautas españoles ya las utilizaba, dedicándoles el 22,4% del tiempo total empleado en su navegación.
En este sentido, según los expertos que escriben en este número de la revista TELOS, entre los que se encuentran José Miguel García Hervás, Antonio Fumero, Luis Arroyo, Juan Miguel Aguado, Inmaculada J. Martínez, Francisco Sáez Vacas, Alberto García, Raquel Vinader, Natalia Albuin, José Manuel Cerezo, Óscar Espiritusanto, Salvador Pérez Crespo, Tiscar Lara, Julián Chaparro o Luis Galindo, el futuro de los servicios de las redes sociales está en el teléfono móvil. Indudablemente, las comunicaciones móviles potencian la utilidad de las redes sociales a través de una sinergia que combina los servicios multimedia interactivos de éstas con la movilidad.

Internet en el móvil: permanentemente conectados
Estamos ante la cuarta pantalla (tras el cine, la televisión y el ordenador), la que nunca se apaga y centro del nuevo entorno tecnosocial, un escenario nuevo para la generación de contenidos digitales en movilidad y la gestión de más perfiles y relaciones sociales. Esta nueva sociedad en movilidad aparece determinada por tres elementos clave: la disponibilidad de un dispositivo multifuncional con conexión permanente a la Red, la proliferación de herramientas para la comunicación sincrónica y en tiempo real y multitud de servicios para la gestión de las redes sociales on line. Es lo que H. Rehingold ha denominado “el carácter de mando a distancia de nuestras vidas”.
Las cifras hablan por sí mismas. Más de 4.600 millones de personas en 2010 son clientes de telefonía móvil en todo el mundo y en España el móvil tiene una tasa de penetración del 113,9%. El 70% de la población que navega habitualmente por Internet ha probado a hacerlo en alguna ocasión a través de su móvil. También el 70% de la humanidad posee un teléfono móvil, lo que significa que hay más móviles que cualquier otra tecnología anterior (televisión, teléfono fijo y ordenador).
El mundo en vías de desarrollo también está cambiando por la llegada de las TIC móviles. Asia se ha convertido en el líder mundial en la implantación de la telefonía móvil y la penetración del móvil en África alcanza ya al 37% de su población, lo que paradójicamente significa que hay más africanos con móvil que con electricidad (27%): incluso, en países como Reunión, Gabón y Sudáfrica, el móvil tiene una penetración del 100%, siendo la primera vez que en el continente africano una tecnología alcanza una difusión universal.
En este nuevo entorno tecnológico, el ordenador se está transformado en un terminal “mutante”, enganchado a la “nube” (cloud computing), que puede tomar la forma de ordenador portátil ultraligero, netbook, smartphone, netphone, eReader o tablet. Los últimos modelos de smartphones integran procesadores de 1 Ghz, que equivalen a la potencia de un ordenador portátil de hace tres años. Esto se debe al hecho de que los móviles están asumiendo todas las tecnologías anteriores y que la movilidad ya no es un asunto de ordenadores y ni siquiera de simples teléfonos móviles, sino de esta nueva generación de dispositivos, que se han convertido en parte del ecosistema móvil o environment sensor. Lo que O’Reilly denomina como “la web al cuadrado”: el resultado de la conexión e interrelación entre la Web 2.0 y la inteligencia colectiva.

Cambio de hábitos y nuevas formas de percibir el mundo
La realidad aumentada une los datos y la información disponibles en la Red con el mundo físico, de forma que, en opinión de los expertos, los sistemas de comunicaciones móviles están acercando la Red a la realidad vigente a través de la interacción del usuario. Y, por primera vez, el diseño, la facilidad de uso y la exclusividad de los dispositivos terminales –el iPhone, el Google Nexus One, el iPad, etc.– se han impuesto a sus características técnicas y funcionales.
Esto supone que el usuario delega cada vez más su identidad en el teléfono móvil para que intermedie con la “máquina total” o Worl Wide Computer –según Nicholas Carr–, un mundo donde todo está conectado, desde la biología hasta los negocios, pasando por la Red de redes. Lo utiliza no sólo para gestionar sus perfiles en diversas redes sociales, sino para transacciones económicas en la Red, obtener dinero en los cajeros automáticos (HalCash),  micropagos, uso en los portales de la Administración del DNI electrónico, etc. El móvil, pues, se ha convertido en una seña de identidad, un distintivo social, cotidiano e, incluso, imprescindible; a decir de los autores, el móvil aporta un valor de seguridad y libertad al usuario. De ahí que los jóvenes sean el segmento que más lo utiliza, precisamente porque se encuentran inmersos en un proceso identitario que atribuye un valor especial a sus relaciones con los demás. Ellos son, precisamente, la base de los actores productivos de la próxima década.
Flexibilidad, participación, ubicuidad, inmediatez, hiperlocalidad y geolocalización de información y personas, las características que impulsan el desarrollo de nuevos entornos urbanos surgidos de la relación activa de usuarios con información enriquecida y contextualizada por el propio entorno. Además, según expertos como Gergen, los teléfonos móviles restauran la privacidad e intimidad que fueron relegadas por las tecnologías del siglo XX, especialmente la televisión, lo que repercute en la manera en la que los usuarios entienden la comunicación, abandonando el concepto de masa por el de individuo con necesidades específicas que deben y pueden ser atendidas.
La incorporación de metodologías educativas con el e-Learning 2.0 promueve una pedagogía basada en el colectivismo, modelos de aprendizaje basados en una realidad cada vez más nómada e itinerante de estudiantes y profesores –que se han ido convirtiendo en “facilitadores”–, ambos usuarios. Los repositorios educativos se han abierto a la realidad de la Red, que ofrece interacciones más ricas con contenidos digitales generados por los propios usuarios (User Generated Contents), quienes integran las nuevas tendencias y se decantan por la realidad aumentada gracias a la proliferación de aplicaciones. De hecho, según el Informe de la Sociedad de la Información 2009, publicado por Fundación Telefónica, la mayor parte de los contenidos audiovisuales que se consumen en el móvil en nuestro país son de este tipo.

El futuro de las redes sociales pasa por el móvil
Las TIC se están adaptado a la realidad de los sitios de las redes sociales, el móvil 2.0, la bancarización móvil en los países en vías de desarrollo, la generación de información local por la iniciativa ciudadana y los MoJo (Mobile Journalists), el aprendizaje no formal en movilidad o la acción social del “empoderamiento” de personas y comunidades locales a nivel global.
Los teléfonos interactivos multifunción, conocidos como smartphones, como el iPhone de Apple o el Nexus One de Google, se conciben sujetos a una mejora continua de sus prestaciones, interfaces, sistemas operativos –cuya competencia ya no tiene lugar en el ordenador, sino en el móvil– y capacidades de almacenamiento y procesamiento.
La convergencia inevitable entre el mundo de las redes sociales y la telefonía móvil de banda ancha dará paso en el futuro inmediato a una red multiservicio y multiacceso más segura, núcleo de la arquitectura de las nuevas redes Next Generation Networking (NGN). Para ello, Los avances técnicos pasan por las soluciones radio HSPA+ (Evolved High-Speed Packet Access) y la implantación del estándar IMS (IP Multimedia Subsystem).
Se trata de un proceso lento, costoso, complejo y sujeto a regulación, pero que, según los expertos que escriben en este número, conducirá hacia una sociedad multimedia móvil con conexión permanente y ubicua a Internet, con la capacidad de procesamiento de voz, datos e información multimedia desde el terminal móvil.
De hecho, la previsión de conectividad mundial para 2020 es de 50.000 millones de máquinas y 6.000 millones de personas conectadas.

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar