Europa debe elegir una apuesta de futuro para la banda ancha ¡AHORA!

Fecha: Lun, 12/11/2012 - 13:22 Fuente:

Por Karin Ahl, President of the Board, FTTH Council Europe

Internet, la banda ancha y la información y las telecomunicaciones de nueva generación son los pilares en los que se cimentará  Europa. Por ello, es la hora de tomar las decisiones acertadas para poder crear una Europa orientada al futuro

Europa debe elegir una apuesta de futuro para la banda ancha ¡AHORA! Karin Ahl, President of the Board, FTTH Council Europe

La Unión Europea puede salir de la crisis teniendo un peso importante en el mercado global de los servicios de telecomunicaciones y la banda ancha, pero llegar hasta  ahí será un reto. Para conseguirlo, se necesita un fuerte liderazgo para apoyar a los responsables de la toma de decisiones, que ven una única solución de acceso de banda ancha adaptada a los nuevos tiempos: ¡la Fibra Optica al Hogar (Fibre to the Home,FTTH).
El FTTH Council Europe es consciente de que el camino que queda por recorrer es largo y costoso y la situación a la que nos enfrentamos actualmente es compleja. Un ejemplo de ello es la reciente actuación del gobierno local de la baja Austria – el estado federal más grande del país con más de 1.6 millones de habitantes. Este gobierno mandó recientemente una carta a las municipalidades rurales, informándoles que su banda ancha sería actualizada con la “última tecnología wireless” ofreciendo “más de 8Mbps de bajada”. Como consecuencia, se gastarán 5 millones de euros de dinero público en una tecnología que ni siquiera cumplirá las exigencias mínimas de ancho de banda recogidas en la Agenda Digital de la Comisión Europea para Europa 2020.
Este ejemplo ilustra a la perfección la  actitud de algunos responsables de la toma de decisiones en la Unión Europa respecto a las a las TICs y a la banda ancha. Desde que la Comisión Europea publicó la Agenda Digital  para Europa (DAE según sus siglas en inglés) en el 2010, han surgido dudas sobre si los objetivos de la banda ancha son demasiado ambiciosos. Pero si se consideran las ambiciones y los planes de las economías fuertes fuera de Europa, los objetivos son apropiados, o incluso insuficientes.
Después de dos años de crisis, algunos gobiernos y responsables políticos  de Europa están poniendo en entredicho los objetivos marcados por la  DAE, al retrasar pasos y rebajar los objetivos, en vez de aceptar el reto y dirigir a Europa hacia un futuro competitivo. Revisemos los principales argumentos utilizados:

- No hay evidencia de mercado de que se necesiten mayores velocidades.
- No es posible financiar  las nuevasredes.
- Europa tiene unos problemas más urgentes que el ancho de banda

¿Es acaso cierto que no hay evidencia?
Muchos grandes operadores admiten que la fibra óptica al hogar (Fibre to the Home) es la solución final, aunque indican que aún no existe una prueba de la demanda de la banda ancha. El FTTH Council Europe ha investigado los índices de aceptación de las redes de fibra ya desplegadas durante varios años. ¿Cuál es el resultado? Los consumidores se suscribirán a los productos de alta velocidad de fibra, incluso con un precio Premium. La aceptación es una cuestión de tiempo, y aquellos consumidores que han experimentado el ancho de banda de alta velocidad y la calidad de los servicios son muy fieles a los servicios. Sin embargo, es cierto que muchos europeos no confían en el ancho de banda anunciado, ya que muchos estudios reflejan grandes diferencias entre las velocidades de “más de” que se prometen y a lo que realmente llegan.
Cuando alguien le diga “nadie necesitará 100Mbps en los próximos 10 años”, piense en esto: hace un siglo, los gobiernos afirmaron que no había ninguna prueba de que se fueran a vender más coches, y por lo tanto ninguna necesidad de construir más carreteras. En 1958, el CEO de IBM, Tom Watson, indicó que “hay un mercado global para unos cinco ordenadores”. Ya en 1981, Bill Gates constató que “ningún PC necesitará más de 640kB de memoria”.
Hace 10 años, los consumidores no conocían ni el HDTV por encargo, ni las grandes pantallas de LCD-TVs, las tabletas, los smartphones, las empresas online o ni siquiera las cámaras digitales. Estas navidades, estarán a la venta los primeros dispositivos 4k, con una resolución cuatro veces mayor que el HDTV. En un futuro cercano, los consumidores europeos demandarán servicios generalmente disponibles en otras partes del mundo, pero los operadores no serán capaces de ofrecérselos.

¿Es realmente imposible conseguir financiación?
No hay duda que la amplitud de la inversión requerida y la falta de financiación de proyectos de infraestructura es un reto considerable, si bien es cierto que se puede superar. Hemos llevado a cabo diversos estudios enfocados en este tema y hemos realizado un proyecto especial con el título de “financiar las redes de fibra” para que se consiga una creación de fondos.
Muchos estudios se centran en el ámbito europeo o nacional y llegan a unas cifras aterradoras – pero sin publicar el modelo subyacente, lo que hace imposible la verificación. Por ello, el FTTH Council Europe empezó su propio “proyecto de coste”. En vez de extrapolar las duras estimaciones de coste, nuestro modelo se basa en cálculos de costes ascendientes de proyectos de fibra ya existentes y documentación real geográfica.
El resultado fue sorprendente: distribuir fibra a casi todos los hogares europeos costará (menos de) la mitad de muchas otras estimaciones de coste, ¡con sólo 200 mil millones de euros!  (Este número es mínimo si lo comparamos a los 80 mil millones que gastó Alemania sola en las infraestructuras de telecomunicaciones en los últimos 10 años…).
Además, en los últimos 18 meses, los fondos de pensiones, los inversores tanto institucionales como privados y los bancos de inversión regionales han empezado a considerar las posibilidades y a realizar inversiones. En nuestra conferencia anual que se celebrará en Londres en febrero del 2013, hemos previsto un “Investors day” con la idea de facilitar el encuentro entre  inversores y   los proyectos de fibra.
Asimismo,  el Instrumento de Interconexión para Europa (“Connected Europe Facility” (CEF)) de la Unión Europea prevé que al menos  7 mil millones del total de 9.2 mil millones de euros sirva para  apoyar la inversión en redes de banda ancha rápidas y ultrarrápidas entre el 2014 y el 2020. Las herramientas innovadoras de financiación y los modelos de  partenariado  público-privados provocarán una inversión mucho mayor que este presupuesto.

¿Asuntos más urgentes que las TICs?
Si bien es cierto que 9.2 mil millones no es tanto si se compara con el total de 1 trillón de presupuesto de la Unión Europea, el CEF está siendo fuertemente atacado. Los responsables de varios países ponen en duda incluso las reservas de presupuesto más bajas para la banda ancha, y prefieren invertir en las calles, vías de ferrocarril o aeropuertos – incluso aunque ya existe una propuesta de presupuesto de infraestructura cuatro veces mayor que el CEF. Como consiguiente, puede que el presupuesto del CEF se reduzca de forma substancial en los próximos meses. Sin embargo, los responsables europeos y los estudios económicos sobre la banda ancha generalmente no mencionan que existe una competitividad global, y que los ganadores necesitarán el acceso suficiente de banda ancha. Hoy en día, las marcas claves TIC y las aplicaciones  y servicios de banda ancha tienen base fuera de Europa.
El FTTH Council Europe apoya enérgicamente los objetivos del DAE ya que hay una evidencia clara de que sólo la fibra óptica al hogar (Fibre to The Home) puede ofrecer las velocidades de subida y bajada necesarias y la calidad de servicio, tanto ahora como en el futuro. Además, las aplicaciones y los servicios permitidos por el FTTH en cuanto a la asistencia sanitaria, el teleworking y el home entertainment asegurarán que Europa continúe como líder mundial económico, pero los objetivos cada vez más débiles del DAE disminuirán su poder competitivo mundial.
De acuerdo con Arthur D. Little, cada incremento del 10% en la penetración de la banda ancha genera un incremento del 1% en el PIB. Por cada 1.000 nuevos consumidores finales, se crean 80 nuevas oportunidades de trabajo. Incluso aunque sólo se centran en los efectos directos y en la disponibilidad de la banda ancha, los estudios del OECD, el Banco de Inversión Europeo y otros demuestran que las redes de fibra adaptadas al futuro tienen un impacto positivo en la productividad y en el crecimiento económico. Estos, pueden ayudar a combatir la crisis y a preparar a Europa para el mundo post-2020.

La luz al final del túnel
Por lo tanto, la conclusión es simple: Europa sencillamente debe extender lo antes posible las redes de fibra de banda ancha preparadas para el futuro. Gracias a esto, se garantizarán los progresos en nuestra economía, nuestra sociedad y nuestro entorno. Pero llegar hasta ahí requiere cambios significativos en el mercado de las telecomunicaciones de Europa, que puede que no encuentre apoyo inmediato en los mercados y en el público, pero que se convertirá en un éxito a largo plazo para Europa. Algunos actores  importantes puede que desaparezcan – pero protegerles puede poner en peligro toda la Unión Europea.
La UE necesita un liderazgo claro y unos responsables que comprendan el impacto a largo plazo de la banda ancha y de las TIC. Si en este momento se toman las decisiones adecuadas, se conseguirá que Europa tenga la banda ancha que necesita para tener éxito en el mercado global en el año 2020 y más adelante.
El próximo año, se celebrarán elecciones en la baja Austria. El gobierno local puede esperar conseguir los votos de los ciudadanos que tienen incluso menos de 8Mbps de “banda ancha” en la actualidad. Pero puede que subestimen a los usuarios finales, que ya se están quejando de que la “mejora” respecto al  actual “más de 6Mbps DSL” es insuficiente y los 5 millones de euros de dinero público se podrían haber invertido de forma más efectiva.
Debemos trabajar de forma conjunta para asegurarnos que los responsables europeos entienden la importancia del las TIC. Trabajemos para conseguir que las redes de fibra preparadas para el futuro estén disponibles en tantos hogares en Europa como sea posible. Sólo asíconseguiremos un futuro brillante, un futuro exitoso para Europa.

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar