etiquetas

Las redes malladas y autorregenerables o cómo evitar que Armenia se vuelva a quedar sin Internet

Fecha: Lun, 09/05/2011 - 20:30

Una rotura de cable, como el incidente de la señora que dejó a Armenia y Georgia sin conexión, puede tener serias consecuencias y acarrear graves pérdidas económicas

Las redes malladas y autorregenerables o cómo evitar que Armenia se vuelva a quedar sin Internet

Ciena ® Corporation, el especialista en redes, indica que las redes ópticas malladas son la solución a las roturas de los cables de fibra óptica, pudiendo así acabar con el riesgo que supone el deterioro de los cables ante desgastes o agresiones externas. La tecnología de mallas permite reconfigurar la red automáticamente para evitar interrupciones del servicio sin necesidad de intervención manual, pudiendo hacer frente a varios fallos simultáneos.
El pasado 28 de marzo, un cable de fibra óptica en Georgia que proporcionaba conectividad de red a toda Armenia y parte de Georgia fue seccionado por una mujer de 75 años que buscaba cobre . Como consecuencia, casi tres millones de personas sufrieron cortes de acceso a Internet durante doce horas.
El riesgo de interrupciones provocadas por causas naturales y humanas en las redes supone inactividad empresarial y pérdidas económicas que podrían minimizarse si los operadores adoptaran un nuevo planteamiento para construir redes ópticas completamente malladas y autorregenerables que sepan “sobrevivir”. Debido a ello, las redes ópticas están migrando de las topologías punto a punto o en anillo, hacia las redes en malla para diversificar rutas y lograr la máxima solidez.  Además, el riesgo es crítico en zonas insulares o de ultramar por su aislamiento y su dependencia de cables submarinos, como sería el caso de Ceuta, Melilla, las Islas  Baleares y las Canarias. Por eso esta tecnología incide especialmente como alternativa.
Las redes malladas son capaces de establecer automáticamente rutas alternativas en caso de problemas en la red, de manera que el tráfico afectado se recupera en cuestión de milisegundos. En caso de un suceso catastrófico, como el corte del cable causado por la mujer georgiana, se pueden restaurar las conexiones de red, garantizando, en primer lugar, el servicio para el tráfico de máxima prioridad, a pesar de que haya diversos fallos en la red.  Por tanto, las redes malladas ofrecen una disponibilidad casi del 100% y son enormemente resistentes.
La “inteligencia” que permite a la red ser consciente de sí misma y de su entorno es tal, que es capaz de reaccionar automáticamente a cualquier evento que se produzca en la red. Esto se debe a la incorporación de un plano de control inteligente conforme a una serie de normas. Dicho plano de control consiste principalmente de un software que controla la red, descubriendo nuevos nodos, puertos y circuitos, y reconfigurando automáticamente la red en caso de fallo en algún enlace.

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar