Uno de cada dos españoles experimenta problemas derivados de la pérdida, el robo o el acceso no autorizado a su terminal

Fecha: Lun, 03/12/2012 - 11:49 Fuente: Dpto. de comunicación de ESET

ESET NOD32 ofrece las Cinco Reglas de Oro y buenas prácticas para que cualquiera pueda disfrutar de sus terminales minimizando los riesgos y una guía rápida de reacción en el caso de que tengamos problemas

Uno de cada dos españoles experimenta problemas derivados de la pérdida, el robo o el acceso no autorizado a su terminal Imagen cortesía de ESET

Prácticamente todos los españoles llevamos un móvil encima, y muchos, hasta dos terminales, uno profesional y otro personal. Los smartphones han revolucionado nuestra vida y nos permiten estar continuamente comunicados y conectados con la Red, permitiendo interactuar en cualquier momento y desde cualquier sitio. Pero como cualquier novedad tecnológica, la movilidad también tiene su riesgo: 1 de cada 2 españoles han sufrido problemas derivados de la pérdida de su terminal, del robo o del acceso no autorizado a su información. 
Los sucesos de los últimos días no han hecho más que evidenciar esta realidad, y aunque todavía no está claro por qué, quién y en qué momento han accedido a la información del terminal de Pipi Estrada, la realidad es que su información ha quedado expuesta públicamente. Pero no solo la suya, sino también la de muchos de sus amigos y contactos, habiendo sufrido consecuencias debido a su condición de personajes populares: continuas llamadas con insultos, mensajes, etc.
No es la primera vez que sucede ni será la última: de hecho, ESET NOD32 prevé que esta tendencia de acceso no autorizado a los terminales móviles utilizando cualquier método va a agravarse durante 2013. Por lo tanto, y con el propósito de poder seguir disfrutando de todas las ventajas que nos ofrecen estos dispositivos con el mínimo riesgo, es necesario que todos los usuarios seamos conscientes de sus peligros y pongamos en marcha unas sencillas y básicas medidas proactivas de protección. No nos va a garantizar un 100% de inmunidad, pero nos ayudará a minimizar las posibilidades de tener problemas o, al menos, y en caso de que los tengamos, nos permitirá reaccionar rápidamente con el fin de reducir las consecuencias. 

5 Reglas de Oro básicas de seguridad para terminales móviles y tablets
Llevamos años hablando de seguridad y privacidad en terminales móviles, y seguiremos haciéndolo, ya que una buena educación y concienciación en seguridad es lo que nos va a ayudar a prevenir riesgos innecesarios. Todas las normas son básicas y sencillas de seguir:
1. Proteger el acceso a nuestro smartphone. En prevención de que la información contenida en nuestro smartphone pueda caer en manos indeseables, la primera recomendación es establecer una contraseña de seguridad para el bloqueo del terminal cuando no lo estamos utilizando. De esta manera, si nos lo roban o lo perdemos, nadie podrá acceder a nuestros datos.
2. Activar las conexiones Bluetooth, Infrarrojos y WiFi solo cuando se vayan a utilizar. La mayoría de los españoles las llevamos permanentemente activadas, y no solo consumen más rápidamente la batería sino que pueden ser puertas abiertas para que accedan a nuestra información. Activarlas solo cuando vayamos a utilizarlas, y blindar el acceso con contraseña son dos buenas prácticas que nos ahorrarán disgustos. Si además evitamos las conexiones WiFi públicas y no seguras, estaremos mucho menos expuestos a intrusiones e intercepciones de información.
3. Actualizar tanto el sistema operativo como las aplicaciones y hacer copias de seguridad. De manera frecuente, los fabricantes de los diferentes sistemas operativos que utilizan los móviles, así como los de las aplicaciones, ponen a nuestra disposición actualizaciones del software o del firmware. Es importante mantener nuestro smartphone al día en cuanto a dichas actualizaciones se refiere, no solo para garantizar un correcto funcionamiento, sino para estar seguros de que tenemos instalados los últimos parches de seguridad. Y hacerlo es muy sencillo: el propio terminal nos avisa de dichas actualizaciones y solo tenemos que aceptar su descarga e instalación. Por otro lado, es altamente recomendable realizar copias de seguridad al menos semanalmente, de forma que en caso de pérdida de información siempre tengamos forma de restituirla.
4. Atención con las aplicaciones. Investigar nuevas aplicaciones es una afición que nos entretiene a todos, sobre todo en período vacacional, que es cuando tenemos más tiempo. Sin embargo, las que descargamos desde sitios no oficiales (en su mayoría gratuitas) y no certificadas por los fabricantes pueden contener malware u otro tipo de amenaza e incluso pueden resultar en un malfuncionamiento generalizado del terminal. Además de que pueden abrir accesos para que cualquier usuario avanzado entre en nuestro terminal aprovechándose de esta circunstancia. WhatsApp suele ser un buen caldo de cultivo para instalar, mediante el envío de cualquier archivo, un troyano que pudiera estar dejando una vía de entrada a un atacante.  Busquemos, por lo tanto, siempre aplicaciones desde sitios de confianza u oficiales y que estén siempre certificadas por el fabricante.
5. Apunta tu IMEI e instala un buen software de seguridad. Nunca vamos a estar 100% protegidos, así que algún riesgo siempre vamos a tener. De esta manera, no solo hay que adoptar medidas preventivas de seguridad, sino que es recomendable saber cómo reaccionar en el caso de que se despiste nuestro terminal.
• La mayoría de los smartphones tienen un número IMEI (Identidad Internacional de Equipo Móvil) que identifica, de forma única, al teléfono. Este número es el que permite a las operadoras de cualquier país desactivar el teléfono en caso de robo. Conocerlo nos será sumamente útil para evitar males mayores. Para averiguarlo, sólo tiene que marcar *#06# y el teléfono devolverá el código IMEI. Apúntalo y guárdalo en sitio seguro.
• Las amenazas informáticas en móviles existen y circulan, aunque hoy por hoy no es el mayor riesgo. La protección de la información es el objetivo primordial si hemos tenido problemas con nuestro dispositivo, así que instalar un buen software de seguridad nos permitirá, en caso de robo o pérdida, acceder a nuestro teléfono de forma remota, localizarlo por coordenadas GPS y borrar toda la información. De esta manera, nos podremos quedar sin el terminal en sí, pero quien lo tenga, no podrá acceder a nuestra información.  Este es el caso de ESET Mobile Security.

Guía Rápida de Actuación ante problemas con móviles
En el caso de que hayamos perdido o nos hayan robado el móvil, o que sospechemos que de alguna manera alguien hubiera podido tener acceso a nuestro terminal, lo más importante es reaccionar lo más rápido posible para evitar males mayores. De esta manera, ESET NOD32 ofrece una Guía Rápida de Actuación ante problemas con móviles:

1. Si te han robado el móvil, despídete del terminal, pero bloquéalo rápidamente. Si has seguido nuestros pasos y has instalado un software de seguridad, habrás definido teléfonos de confianza. Desde cualquiera de ellos, envía el código de bloqueo del terminal que te indica el fabricante. De esta manera, y de forma remota, serás capaz de inutilizar el terminal, no permitiendo que el ladrón o el intruso acceda a él.
2. El segundo paso es intentar localizarlo: también tendrás los códigos de localización de tu software de seguridad o de muchas otras aplicaciones, incluso gratuitas, que te permitirá encontrarlo en cuestión de segundos. Si lo localizas, sabrás sus coordenadas GPS. Si este es el caso, llama rápidamente a la policía, denuncia el robo o la pérdida y dales la localización exacta para que vayan en su busca.
3. Si no has podido ni bloquearlo ni borrarlo, tu fabricante de seguridad te habrá proporcionado la forma de acceder remotamente al terminal y proceder al borrado de la información. Al menos, evitarás que conversaciones, fotos, agenda, etc., caiga en manos indeseadas. 
4. Llama a tu compañía de telefonía, identifícate, cuéntales el problema y dales tu identificador IMEI. Automáticamente procederán a bloquear tu línea de teléfono.
5. Por último, y en cualquier caso, denuncia, bien a la Policía o a la Guardia Civil.

Por último, aplica el sentido común, que muchas veces es el menos común de los sentidos. Si guardas fotos comprometidas, vídeos o cualquier otro material que no quisieras por nada del mundo que circulara libremente o que viera alguien, no la guardes en tu dispositivo móvil.

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar