Hábitos y riesgos en los usuarios de móviles en Europa: sólo un 12% de los smartphones tienen instalado un antivirus

Fecha: Mar, 15/02/2011 - 20:11 Fuente: Dpto. de comunicación de Kaspersky Lab

Estudio sociológico realizado por Kaspersky Lab
Hábitos y riesgos en los usuarios de móviles en Europa: sólo un 12% de los smartphones tienen instalado un antivirus

¿Cuáles son las ventajas de los modernos smartphones? Una indiscutible es que no es necesario ponerse delante de un ordenador y esperar a recibir los correos electrónicos. El usuario puede ir donde quiera, y aun así, le llegan los emails a su dispositivo móvil en tiempo real. Los archivos de tipo profesional se encuentran disponibles para los usuarios de smartphones, no sólo en la oficina, sino en cualquier parte. Los smartphones son perfectos para planificar el tiempo, para el almacenamiento y reproducción de contenidos multimedia en alta definición, como un medio para navegar por internet en cualquier sitio, o bien para controlar el lugar en el que se encuentran los niños con la ayuda de la aplicaciones de geolocalización, además de muchas otras aplicaciones. Los teléfonos inteligentes almacenan gran cantidad de información confidencial sobre sus propietarios, convirtiéndose en un importante elemento para sus usuarios, transformándose en una extensión de sus propias identidades.   
Muy pronto, el protagonismo de los smartphones será aún mayor. La utilización este tipo de dispositivos para pagar en las tiendas, guardar tickets y pases electrónicos así como descargar información sobre servicios se convertirá en una realidad cotidiana. Nuestro confort, bienestar y nuestra capacidad para realizar actividades diarias indispensables dependerá cada vez más de estos dispositivos.
Los usuarios de smartphones ya los utilizan para guardar información confidencial o llevar a cabo operaciones financieras. Sin embargo, la seguridad de estos aparatos se encuentra seriamente amenazada. En este momento existen más de un millar de programas de malware cuyo objetivo es atacar a cualquiera de las plataformas móviles. Estos programas penetran en el smartphone siendo capaces de desplegar acciones tan nefastas como mandar mensajes para realizar pagos sin autorización, cambiar la configuración, borrado o sustracción de archivos y actividades de extorsión, entre otras. La información confidencial puede ser objeto de miradas no deseadas o sustraída en el curso de una trasmisión de red, o cuando otras personas hacen uso del smartphone.
Entonces, ¿cuál es el papel de los smartphones en la vida diaria de cualquier europeo? ¿Los europeos sienten algún tipo de preocupación por la seguridad de sus dispositivos electrónicos? ¿Realmente consideran necesaria la protección de sus equipos aplicando soluciones especialmente diseñadas para ello? Estas y otras cuestiones han encontrado respuesta en una encuesta recientemente realizada a instancias de Kaspersky Lab por la Association of Independent Research Centres, IRIS (International Research Institutes).
Más de 1.600 usuarios de smartphones han sido sujetos del estudio en cuatro países europeos: Gran Bretaña, Francia, Italia y España. Estos usuarios (404-405 personas por país) tenían más de 14 años de edad, siendo el 60% hombres, y el 40% mujeres. La encuesta se ha llevado a cabo por internet en enero de 2011. 

¿Para qué usamos los smartphones?
Los resultados de la encuesta pusieron de manifiesto que una tercera parte de los usuarios utilizaba smartphones tanto para uso personal como profesional. Esta premisa se cumple en el 24% de los encuestados en Reino Unido, el 26% en Francia, el 31% en Italia y el 40% en España.
Más de la mitad de los usuarios de los países encuestados usan sus aparatos por razones personales únicamente (desde más del 57% en España, hasta el 75% del Reino Unido) y tan solo un pequeño porcentaje hace uso exclusivamente profesional (2% en Gran Bretaña, 4% en España y 5% en Italia).
Las actividades más populares que se realizan con los smartphones son comunes a todos los países: enviar correo, el uso de aplicaciones para el mejor aprovechamiento de nuestras capacidades, tales como organizadores, etc., navegar por internet y jugar a videojuegos. En Francia el 76% de los entrevistados lo utiliza para el correo electrónico, un 71% en España, un 68% en Reino Unido y un 66% en Italia. El uso de aplicaciones para mejorar el aprovechamiento de las capacidades de los dispositivos tiene un 68% de adeptos de Francia, un 60% en España, un 38% en Reino Unido y un 50% en Italia. Conectarse a internet es más popular en los usuarios de smartphones de Reino Unido (75%), seguido por España (72%) e Italia (70%), y, cerrando la clasificación,  Francia  con un 58%.
La mayoría de los usuarios guardan información en sus aparatos: SMS, fotos privadas, documentación profesional, aplicaciones y contenido (música, juegos, libros). Aproximadamente un tercio de los usuarios de todos los países guarda en sus dispositivos información de identificación -códigos PIN, además de contraseñas, nombres de usuario para acceso personal y cuentas de correo profesionales.

Falta injustificada de cuidado
En torno a una tercera parte de los entrevistados usa su smartphone para acceder a los servicios de su banco por internet, las cifras son de un 38% en Francia, un 33% en España, un 29% en Italia y el 28% en el Reino Unido. Como es sabido, la protección para dichos servicios es de vital importancia en tanto en cuanto se encuentran asociados a trasferencias monetarias y otro tipo de operaciones bancarias.
Los autores del estudio preguntaron a los encuestados si se sentían seguros cuando utilizaban la banca por internet. Un 58% de media afirmó estar “bastante seguro”, mientras que un 14% manifestó que se encontraba completamente seguro. Tan sólo un 21% de los encuestados -de media- no se sintió seguro. Destaca por nacionalidades algunos porcentajes relevantes como que los franceses son los que más confían en su seguridad (63%), mientras que el puesto de  más desconfiado lo ocupan los italianos (50%), seguido por los españoles con un 51%.
En general, este sentimiento de seguridad es un tanto peligroso si tenemos en cuenta que sólo un 12% de los smartphones tienen instalado un antivirus. Debido al gran número de conexiones que se hace a través de conexiones inalámbricas –incluyendo puntos públicos- es importante tener en cuenta la seguridad de los dispositivos móviles.
Alrededor del 70% de los encuestados se conecta regularmente a redes inalámbricas, siendo los usuarios más activos de este servicio los que corresponden al intervalo de edad de entre 14 a 24 años. Este grupo de edad muestra un bajo nivel de temor frente a las amenazas que presentan las tecnologías de la información.
Aproximadamente una tercera parte de los usuarios de todos los países estudiados guardan en sus dispositivos información confidencial del estilo de códigos PIN, contraseñas y nombres de usuario para el accesos a correos personales o profesionales – a pesar del hecho de que el 20% de todos los entrevistados han asegurado que han perdido o les han robado en alguna ocasión sus smartphones.
Las contraseñas para proteger los smartphones son menos comunes entre los británicos, que solo el 47% afirmó utilizar una para su equipo. Los franceses con un 65% y los españoles en un 68% son los que se encuentran en cabeza en cuanto a uso de contraseña, seguidos por los italianos con un 58%.
Por desgracia, los usuarios perciben un bajo riesgo de posibilidad de infección por malware en sus smartphones. De hecho, entre todas las opciones, el Smartphone es lo último considerado – el 50¬% de ellos no se preocupa en absoluto y sólo el 27% se encuentra muy preocupado con la posibilidad de una infección de un software dañino. Los usuarios encuentran mayor inquietud en la infección de sus ordenadores portátiles (51% muy preocupado), seguidos por los notebooks y netbooks (48%), tablets (45%), libros electrónicos (36%). Y videoconsolas (29%). De los datos del estudio se desprende  que  los usuarios creen que los tablets  y los smartphones están expuestos a un bajo riesgo de infección durante la navegación por internet en comparación con la de los ordenadores de mesa o los portátiles. Por otro lado, los encuestados evalúan que el riesgo de perder información personal almacenada en su smartphone o bien de un ordenador de mesa es casi idéntica.

Mi querido smartphone
A pesar de lo antes mencionado, los usuarios tratan sus dispositivos con mucho cuidado. El miedo al robo del smartphone es comparable a la posibilidad de robo de la cartera o la tarjeta de crédito (45%, 46% y 47% respectivamente, muestra una gran preocupación,). El estudio muestra que el 10% de los encuestados ha perdido el móvil al menos una vez, mientras al 11% se lo han sustraído. Por comparación, las carteras se pierden en un 13% y son robadas en un 12% de los entrevistados, mientras que las cifras respecto a tarjetas de crédito se posicionan en el 13% y el 10% respectivamente.

El misterio de los antivirus
Al menos el 52% de los usuarios de smartphones de todos los países encuestados desconocen la existencia de software antivirus para teléfonos móviles, y sólo en el 12% ya lo utiliza. Otro 12% se está planteando la instalación de un antivirus. Los habitantes del sur de Europa presentan más interés en la protección del teléfono móvil: 67% de los encuestados de Italia y 53% de España, frente a sólo el 36% de Reino Unido y el 37% de Francia.

¿Quién se atrevería a coger mi smartphone?
En los smartphones se guardan listas de contactos, historiales de llamadas, SMS y MMS recibidos y enviados, etc. Para muchos usuarios, es importante mantener esta información protegida y fuera del alcance de personas que no les concierne. Los datos del estudio señalan que el número de casos de invasión de privacidad por la visión sin permiso de información de smartphones depende directamente de la edad y no se relaciona con el sexo de la víctima. La mayor parte de los incidentes de esta naturaleza le ocurren a gente joven entre 14 y 24 años, en cuyo intervalo más del 49% proporcionó respuestas en este sentido.
El interés por terminar con la “invasión de la privacidad” de los usuarios de los smartphones país por país presenta estadísticas muy interesantes. Italia (41%) está en contra de la invasión de privacidad, seguido por España (38%). La frecuencia es menor en el caso de Reino Unido (22%) y Francia (29%). Se aprecia una  diferencia en la preocupación de los encuestados, donde Italia y España ocupan los puestos más altos.
A pesar del hecho de que la mayoría de los dueños de smartphone lo utilizan más para temas personales que profesionales, los usuarios están igualmente interesados en proteger tanto la información personal como la profesional.

Conclusión
Los resultados del estudio muestran que los europeos utilizan smartphones para usos muy diferentes entre los que destacan guardar información confidencial, incluyendo datos financieros. Los propietarios equiparan el riesgo que supone la pérdida de este dispositivo a la pérdida de otros -sin valor desde el punto de vista digital- como la cartera. Al mismo tiempo, las amenazas digitales como el software dañino son relativamente desconocidas. Las personas encuestadas no están suficientemente informadas sobre la existencia de un nuevo software que les proporciona una protección integral para su smartphone.
El actual bajo nivel de amenaza, unido al gran valor de la información almacenada en los smartphones y el creciente número de programas dañinos que centran sus ataques en las plataformas móviles, sin mencionar la posibilidad de pérdida o sustracción de los dispositivos, son factores claves que hablan a favor de un problema de concienciación de los usuarios y la necesidad de soluciones integrales para la protección de los móviles.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar