emporia Telecom presentó la "esquina de empatía" en el Mobile World Congress 2011

Fecha: Mié, 23/02/2011 - 15:22

Los visitantes pudieron ver, oír y sentir el mundo de las comunicaciones de emporia
emporia Telecom presentó la "esquina de empatía" en el Mobile World Congress 2011

emporia Telecom no sólo desarrolla teléfonos móviles para sus clientes, sino lo que es más importante, desarrolla los teléfonos con ellos. La empresa austriaca especialista en teléfonos móviles de uso fácil dedica un gran esfuerzo en conocer cuáles son las necesidades de los distintos grupos de usuarios. Esta cuestión fue uno de los focos de atención de la compañía en su stand en el congreso mundial de telefonía móvil GSMA Barcelona.  En la "esquina de empatía" los visitantes tuvieron la oportunidad de experimentar en su propio cuerpo los efectos de cómo cambian los sentidos a lo largo de la vida.
emporia Telecom, especialista en el campo de la telefonía móvil para personas mayores, trabaja en estrecha colaboración con Ian Hosking, un experto de la prestigiosa Universidad de Cambridge.  Su filosofía es “algo más que botones grandes”, que significa que no sólo basta con desarrollar teléfonos móviles con teclas grandes, sino que se deben tener también en cuenta los cambios físicos que ocurren en la vejez así como las distintas necesidades y expectativas de este grupo de personas. A partir de un enfoque de Diseño Inclusivo es posible desarrollar productos que pueden manejar bien personas de todas las edades y que disfrutan usándolos.

Sencillo, atractivo y funcional
“Tratamos de desarrollar productos que son tan sencillos de utilizar que nadie se queda excluido de poder usarlos. Paralelamente, también es imprescindible ofrecer un diseño atractivo a fin de que el usuario no se sienta estigmatizado. Y esto es lo que emporia Telecom entiende por 'Diseño Inclusivo',” explica Albert Fellner, el fundador de emporia, sobre el objetivo principal de la compañía a la hora de desarrollar sus productos. Además, se observa que las personas de entre 40 y 50 años tienen unas determinadas ideas sobre lo que debería poder hacer un teléfono móvil completamente distintas a las que tienen las personas de 60 o 70 años. “Queremos satisfacer las diferentes necesidades y expectativas mediante modelos de teléfonos móviles que están equipados con funciones específicas para cada tipo de usuario”, hace hincapié Fellner. Para ello es necesario estar bien informado y entender la situación de los distintos grupos de usuarios.

"esquina de empatía" en el stand de la exposición
En la "esquina de empatía" situada en el stand de emporia Telecom, la compañía ofreció a los visitantes un pequeño mundo de experiencias. Con ayuda del kit empático, que incluye un guante y gafas especiales, los visitantes tuvieron la oportunidad de ponerse en el lugar de los usuarios potenciales. El guante y las gafas, que fueron desarrollados en la Universidad de Cambridge, permiten de forma más interactiva y tangible evaluar la facilidad de uso de un producto. Y es que mientras el guante especial restringe la movilidad de los dedos, las gafas garantizan una visión borrosa. Así, en la "esquina de empatía" los visitantes experimentaron y simularon los efectos que la pérdida de visión, oído y tacto tienen en el manejo de aparatos tecnológicos y dispositivos de uso cotidiano. Por ejemplo experimentar lo difícil que resulta manejar un teléfono móvil con pantalla y teclas pequeñas, utilizar unas tijeras de uñas o abrir una botella.
En la "esquina de empatía" también hubo monitores en los que, por ejemplo, se puede activar una imagen borrosa gris que dificulta el poder leer textos con letras de tamaño pequeño. En una cabina de escucha, se utilizaron auriculares para simular la capacidad auditiva disminuida de las personas de 80 años. Además de estos experimentos prácticos, los visitantes descubrieron numerosos datos, cifras y hechos interesantes sobre el proceso de envejecimiento en los seres humanos.

Cambios en las habilidades motrices y sensoriales
La mayor parte de la sociedad no es consciente de que las restricciones físicas no sólo ocurren en personas de 60 ó 70 años. Ya en la treintena la agudeza visual y auditiva comienza a disminuir y el sentido del tacto empieza a fallar. "Son pequeños matices que quizá la gente no note, pero que están causados por el proceso natural de envejecimiento. Hacen que sea más difícil manejar aparatos tecnológicos que no estén adaptados para lidiar con estos cambios", explica Eveline Pupetner-Fellner, Directora Ejecutiva y propietaria de emporia Telecom.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar