Televisión 3D, el futuro ya está aquí

Fecha: Vie, 01/06/2012 - 14:54 Fuente:

Por Javier Larzabal, departamento de Marketing de Ikusi

El término televisión 3D es ya de uso común y la oferta en este formato está creciendo.Lógicamente, la emisión y la recepción de imágenes en 3D tiene peculiaridades respecto al formato de dos dimensiones. Por ello, quizás sea conveniente empezar describiendo qué se entiende por TV 3D

Televisión 3D, el futuro ya está aquí Javier Larzabal, departamento de Marketing de Ikusi

Se usa el término 3D para hablar de una imagen en 2D con sensación de profundidad que se consigue a través de dos imágenes diferentes, dirigida cada una de ellas a un ojo distinto (derecho o izquierdo). El cerebro procesa ambas imágenes y como resultado se obtiene una sensación de profundidad, sobre una superficie en realidad plana (en este caso la pantalla del televisor). A esto se le llama TV estereoscópica
Pero, ¿cómo se logra enviar imágenes distintas a cada ojo?Existen varios métodos, la mayoría basados en la combinación de imágenes con gafas. El primero de ellos, y el que a la mayoría de la gente le viene a la mente, es el uso de gafas con diferentes colores en cada lente (generalmente rojo y azul). Es lo que se llama anáglifos.Estás técnicas fueron usadas a partir de los años 50 en el cine, y se basan en dos imágenes ligeramente desplazadas y filtradas con colores, de manera que al colocarse unas gafas con lentes de dicho color, cada ojo sólo vea la imagen destinada a él. Los anáglifos tienen una calidad limitada y por el propio método de generación, presentan una degradación del color.
Actualmente se emplean técnicas de mucha más calidad, pero que se basan en un principio conceptualmente similar al de los anáglifos. En el caso de las lentes pasivas polarizadas, cada una de las líneas que forman la imagen se emite con una polarización diferente. Las lentes son capaces de filtrar dicha polarización, dirigiendo todas las líneas pares a un ojo y las impares a otro. La imagen formada por las líneas pares es diferente al de las líneas impares. De este modo, el cerebro tendrá dos imágenes distintas para procesar y conseguir el efecto 3D.
En el caso de las lentes activas LCD se utilizan gafas con lentes LCD que están sincronizadas al televisor. Estás gafas oscurecen alternativamente cada ojo, de manera que el televisor va ofreciendo secuencialmente una imagen distinta a cada ojo. Este proceso se realiza a gran velocidad, de modo que el ojo no se entera de dicha oclusión. Las gafas necesitan de una electrónica más compleja que las pasivas, por lo tanto tienen mayor peso y al ser activas necesitan recargar su batería cada cierto tiempo.
Finalmente, en el último par de años, también han surgido métodos de autoesterescopía, que no necesitan de gafas. La pantalla de este tipo de televisores incluye una lente semicilíndrica delante de cada dos columnas de pixeles. De este modo, dirigen la imagen creada por cada columna a un ojo diferente. Éste método tiene la ventaja de no necesitar gafas, pero sólo funciona si el espectador está situado en ciertas posiciones concretas respecto al TV.

Las peculiaridades de las emisiones en 3D
La transmisión en 3D obliga a emitir dos imágenes diferentes(lo cual, a priori, necesitaría del doble de ancho de banda).Es importante tener en cuenta que un televisor que no entiende 3D tampoco será capaz de generar una imagen 2D a partir de una 3D. Para mantener la máxima compatibilidad posible, al menos con los sistemas de transmisión, se ha hecho un esfuerzo por estandarizar dichas transmisiones, apoyándose en los esquemas de emisión ya existentes. El consorcio DVB ha plasmado dicho estandarización en la normativa TS101547. En dicha normativa se describen principalmente dos métodos de transmisión:

• Side by side (SbS)
• Top and Bottom (TaB)

En una emisión SbS, cada imagen emitida en realidad estaría partida por la mitad (horizontalmente), enviando dos imágenes. A partir de esta transmisión, el televisor generaría dos imágenes completas. La correspondiente a una de las mitades del original se entregaría al ojo izquierdo y la otra mitad al ojo derecho.
Una emisión TaB, también consistiría en una imagen dividida en dos, pero esta vez, verticalmente. El televisor reconstruiría dos imágenes. La obtenida a partir de la mitad superior se entregaría a un ojo y la parte de abajo a otro.
Existen otros métodos para realizar emisiones en 3D, pero, al igual que el descrito, todos obligan a que el receptor sea capaz de interpretar los contenidos 3D para generar una imagen estereoscópica.

 

valorar este articulo:
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

Datos Comentario
El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
Datos Comentario
Datos Comentario
Enviar